Una hermosa etapa es la que ha comenzado a vivir Mónica Renata Esparza Uribe, con la llegada de su décimo quinto aniversario de vida.
La Capilla de San Peregrino Laziosi fue el recinto que enmarcó la celebración eucarística en la que la joven agradeció a Dios el don de la vida, oraciones a las que se unieron sus padres, Luis Eduardo Esparza Domínguez y Laura Elena Uribe, al igual que sus padrinos.
De igual manera, sus seres queridos compartieron con ella esta importante fecha, para lo cual se preparó un emotivo brindis.