sapiensDavid Reynoso Rivera Río

El pasado 23 de septiembre, se celebró la Cumbre sobre el Clima. Convocados por Ban Ki-moon, cerca de 120 Jefes de Estado y de Gobierno, acompañados por representantes de diversas organizaciones. Esta mezcla de participación en la cumbre, permitió que los representantes dieran sus perspectivas como gobiernos, empresas, Estados y sociedad civil de una manera global e incluyente, ofreciendo de esa manera la oportunidad de abrir y explorar nuevamente soluciones al debate sobre uno de los principales problemas mundiales, el cambio climático.
Elocuentemente decía Luis Donaldo Colosio en uno de sus discursos que no hay mejor herencia para nuestros hijos que un planeta en el que puedan vivir y habitar dignamente, todo esto aunado al amor y conocimiento que sin lugar a dudas son y serán por siempre en la sociedad semillas que debemos cosechar. Se viene a la mente uno de los mejores relatos acerca de los problemas de la humanidad, redactado por Ken Wilber en su “Breve historia sobre todas las cosas” en la cual hace énfasis que si bien el ser humano ocasiona sus propios problemas, también se ha demostrado que es el ser humano, el único capaz de resolver los mismos.
Es importante mencionar que ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar los límites establecidos por la naturaleza, ya que el ser humano debe de ser reconocido por su construcción y no por su destrucción. Actualmente, China y Estados Unidos, respectivamente el primer y el segundo país entre los mayores emisores de carbono en el mundo, tienen al resto de los países preocupados dado que el fenómeno conocido como calentamiento global se acelera más y más, generando daños a todo el ecosistema. Durante las intervenciones de dichos países, considero importante resaltar que por los Estados Unidos, compareció su presidente Barack Obama y anunció que todas las inversiones futuras de Estados Unidos en el desarrollo internacional considerarán ante todo los factores climáticos, comprometiéndose a que reducirán las emisiones de carbono en un 17 por ciento por debajo de los niveles de 2005 para el año 2020. Por su parte, la representación china que por sí misma genera 25 por ciento de las emisiones de carbono, la llevó a cabo su viceprimer ministro Zhang Gaoli y no su presidente Xi Jinping cuya ausencia definitivamente deja interrogantes acerca del compromiso de dicha nación que únicamente se limitó a referir que intentará reducir las emisiones “lo antes posible”.
Nuestra representación fue excelentemente llevada por el presidente Enrique Peña Nieto, quien desde las reformas estructurales ha demostrado que el cambio climático ocupa un espacio importante para seguir transformando a México. Dicho lo anterior, manifestó firmemente que el combate al cambio climático exige el compromiso y la suma de esfuerzos de todas las naciones y de todos los actores. De igual manera exhortó a todas las naciones a emular a nuestro país y poner en marcha programas como el Programa Especial de Cambio Climático que se aboca principalmente a controlar por igual gases de efecto invernadero y contaminantes climáticos de vida corta, así mismo, el Programa Especial para el Aprovechamiento de Energías Renovables, con el cual se busca que para el año 2018 en el país 34.6 por ciento de la capacidad de generación de electricidad sea a partir de energías renovables y tecnologías limpias y con ello más de una cuarta parte de toda la energía eléctrica del país provenga de fuentes bajas en carbón.
Si bien la Cumbre no forma parte del proceso de negociación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, con dicha Cumbre se busca llegar a una especie de pre-acuerdo y grandes trabajos previo a la Convención de París 2015, donde se espera se pueda consolidar un gran acuerdo mundial que definitivamente se transforme en un paradigma. Finalmente, no me queda más que invitar a todos ustedes, mis queridos lectores, a no dejar estos temas únicamente en manos de nuestros gobernantes, sino que demostremos en todo lugar que también nosotros podemos hacer la diferencia, recordemos que ser responsable y cuidar el medio ambiente no es otra cosa más que nuestro deber.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr