Con medio kilo de marihuana en su poder, fue capturado por policías estatales un distribuidor de drogas que ya tenía su propio plantío en una finca ubicada en el fraccionamiento México.
Se trata de un sujeto apodado “El Rafa”, quien ya se encuentra en custodia de agentes de la Unidad de Combate al Narcomenudeo de la Fiscalía General del Estado.
Su captura se registró el sábado por la madrugada y fue realizada por agentes del Grupo Preventivo de Intervención Inmediata (GPII) de la Policía Estatal, tras un operativo llevado a cabo en calles de la colonia México.
En días pasados, en el servicio de emergencia 911 se recibió un reporte anónimo donde se denunciaba que en la colonia México operaba un individuo que se dedicaba a la venta de droga entre los viciosos de la zona.
Agentes del Grupo de Inteligencia de la Policía Estatal investigaron el reporte y lograron conseguir información necesaria que confirmó que un sujeto identificado como Rafael Alejandro, alias “El Rafa”, de 29 años, se dedicaba al narcomenudeo.
Dicho sujeto fue vigilado durante varios días a fin de conocer sus movimientos y modus operandi.
Posteriormente, agentes del Grupo Preventivo de Intervención Inmediata (GPII) de la Policía Estatal reforzaron la vigilancia y finalmente, el sábado por la madrugada decidieron intervenir para capturar al sospechoso.
Fue aproximadamente a las 00:15 horas cuando los integrantes de la Policía Estatal interceptaron y arrestaron a Rafael Alejandro cuando se desplazaba a bordo de una motocicleta marca Italika, modelo 2014, color negro y placas de circulación de Aguascalientes.
Tras someterlo a una revisión preventiva, le encontraron entre sus pertenencias una bolsa de plástico donde llevaba medio kilogramo de marihuana.
Cabe destacar que el detenido confesó que él mismo sembraba la droga en un terreno que tenía rentado y el cual se ubica en la calle Chiapas, en la misma colonia México, al cual le puso malla ciclónica y la cubrió con plástico color negro para evitar que se viera hacia el interior.
Los policías estatales del GPII se trasladaron a la dirección señalada y ubicaron el predio. Al remover el plástico, detectaron varias plantas de marihuana que estaban sembradas y que según el propio Rafael Alejandro, posteriormente vendía entre los viciosos de la zona.
Tras el hallazgo se procedió a custodiar el predio, al tiempo que se dio aviso a la Fiscalía General del Estado, para que un grupo de policías ministeriales procedieran a catear el lugar.
Asimismo, la finca fue asegurada por la propia FGE.

¡Participa con tu opinión!