Real de Asientos fue el primer municipio del estado que obtuvo, en 2006, el reconocimiento como “pueblo mágico”, después vendrían Calvillo (2012) y San José de Gracia (2015), lo que constituyó un plus para el desarrollo del lugar, al tener acceso a diversos apoyos financieros que le permitieran crear o ampliar los programas de obras y servicios, que fuera al mismo tiempo a favor de los habitantes y un atractivo de los turistas.

Para atraer la atención de los visitantes debe haber un clima de paz y concordia entre los pobladores, ya que si hay desavenencias difícilmente habrá quien se atreva a estar ahí, por lo que  bien harían las autoridades municipales en limar asperezas con el grupo que en las últimas semanas ha intensificado sus inconformidades, al llegar al extremo de posesionarse de palacio municipal por varios días.

Problemas de este tipo presentan varias aristas, una de ellas sería que las demandas sociales tienen un origen tangible; otra, que los partidos políticos empiezan a tomar posiciones ante las elecciones municipales que habrá el año próximo, y como tercer punto que uno o más aspirantes a la alcaldía pretenda imponer condiciones para quedarse con la candidatura.

La invasión a palacio tuvo lugar el pasado 24 de octubre y concluyó el 1 de noviembre, luego de que el presidente Lorenzo Martín Carrillo Lara se comprometió por escrito a resolver las peticiones que hay en materia de servicios, principalmente transparentar el uso de los recursos públicos, para lo cual habrá un comité ciudadano que vigile el orden y el destino del erario.

También quedó el acuerdo de que, en coordinación con el gobierno del estado, se concluirá la remodelación de la plaza principal y gestionará recursos para la modernización de la carretera Asientos-Ciénega Grande, lo que dicho sea de paso, no le será fácil de cumplir ya que le queda poco más de trece meses en el cargo y la única forma de lograrlo es que sea reelecto, o quien venga en su lugar asuma como propio esos arreglos.

Otra cuestión que se trató fue sobre la presunta creación de una universidad en el municipio y que se ha mencionado hacerlo en Villa Juárez para que sus alcances sean regionales, pero los representantes de la cabecera municipal exigen que sea ahí, lo que revive una vieja lucha entre ambas localidades. No toman en cuenta que ni siquiera existe un estudio de factibilidad para determinar el lugar preciso, tampoco hay un plan de inversión y un número aproximado de jóvenes favorecidos, por lo que es preferible que unan esfuerzos y sea en uno u otro lugar lo importante es que se cree dentro del municipio, lo que vendrá a ser otro elemento a favor de su crecimiento económico y social y pueda impulsar la agro-industrialización  en base a su clima.

Fundamental es que eviten la intromisión de los políticos en sus asuntos, sean del partido que sean, que se hicieron presentes a la sombra de lo que se vivió los últimos días de octubre y a principios de este mes. Paulo López, hasta ese momento presidente del comité estatal del PAN, acusó que Asientos era un “pueblo fantasma”, “un pueblo sin ley”, por lo que el clima “de ingobernabilidad” era culpa del alcalde Carrillo Lara y una demostración que el Partido Nueva Alianza “no sabe gobernar”, además, que el diputado de Morena, José Manuel González Mota, tiene “una intromisión directa en Asientos” al ser el que maneja los asuntos municipales.

Lo que se olvidan en Asientos que para obtener el nombramiento de pueblo mágico, que sólo 120 tienen en el país, tuvieron que cubrir una serie de requisitos y que para conservarlo deben presentar una solicitud ante la Secretaría de Turismo federal, acompañada de documentos que acrediten que el Comité Pueblo Mágico sigue vigente, que el Congreso del Estado ha otorgado recursos presupuestarios y que se han cumplido los planes y programas y la evaluación del impacto en el desarrollo turístico, entre otros, como condiciones de seguridad para los visitantes.

Asimismo, que tengan presente que si fallan en algunas de las exigencias les será revocado el nombramiento y no podrá participar en la siguiente convocatoria, y si es en dos ocasiones que le sea anulado el reconocimiento no podrá participar en un período de cinco años, contados a partir de la segunda revocación.

En las autoridades municipales y pobladores está conservar esa etiqueta y ser uno de los tres lugares del estado que está en el mapa nacional, o volver a ser uno más de los casi 2,400 municipios del país.

SOL Y SOMBRA

El gremio de los taxistas, que pese a su presencia visible – laboral, económica y socialmente hablando – ha pasado inadvertido para las autoridades, al no tener acceso a los más elementales derechos que tienen los demás trabajadores, por lo que enfrentan condiciones sumamente adversas cuando se enferman, sufren un accidente o por la edad ya no pueden trabajar.

Desde los orígenes de los vehículos de alquiler, que se remonta a los carros de mulitas y más tarde suplidos por automotores, surgieron los cocheros o choferes. En ningún momento han sido incorporados a los programas de seguridad social, con el argumento de que son una especie de “medieros”, al pagar una cantidad diaria al dueño de la unidad (liquidación) por lo que no se le considera trabajador, pero tampoco son patrones.

Es una situación que los ha mantenido en el limbo, por lo que periódicamente surgen demandas que se les integre al IMSS, pero al no cumplir los requisitos que exige el Instituto para incorporarlos, todo queda en un intento.

Ahora ha surgido la posibilidad de que lo hagan al Seguro Popular, con la aportación de un peso diario que pagaría el propio taxista, con lo que tendrían entrada para la atención médica y hospitalaria, ellos y sus familiares dependientes, sin embargo, aunque el proyecto es positivo, debe ir más allá y promover una reforma a la Ley del Seguro Social, para que puedan ser integrados, con lo que tendrían derecho también al pago de incapacidades médicas por enfermedad o accidente y a la pensión por vejez, que son de los problemas que más les perjudica cuando no pueden trabajar o han llegado al final de su vida laboral.

Hacerlo beneficiaría a miles de taxistas a nivel nacional, ya que el problema es en todo el país, por lo que en ellos está realizar las gestiones ante los diputados federales y senadores para que lleven a cabo las modificaciones correspondientes.

Por otra parte, hay un fuerte descontento contra las autoridades de tránsito, que permiten que las “combis” hagan servicios dentro de la ciudad capital, tanto a instituciones educativas como a centros de abasto y empresas, inclusive hacen “sitio” a las horas de salida del personal, lo que les reduce el ingreso ya que no pueden competir con un vehículo que puede trasladar diez, doce o más personas, en tanto que a ellos les exigen un máximo de cuatro.

Consideran que las agrupaciones de taxistas deberían llamarse “asociaciones de concesionarios de taxis”, toda vez que sólo representan a los dueños de los vehículos, no a los choferes, por lo cual no intervienen para que se acabe ese tipo de anomalías, ya que lo único que les interesa es recibir la liquidación.

FÁBRICA DE DINERO

La fábrica de billetes que el Banco de México inauguró el pasado 8 de noviembre en el municipio de El Salto, Jalisco, además de atender a este estado, abastecerá a Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Michoacán, Nayarit, Sinaloa, Sonora y Zacatecas. Su principal objetivo es ayudar a la matriz que se ubica desde hace 50 años en Legaria, en la capital del país, y que está cerca del límite de su capacidad de producción, misma que produjo en 2017 mil 450 millones de piezas, cuando en 1970 fueron 201 millones de piezas, por lo que era necesario contar con una sucursal que trabajará bajo lo mismos parámetros de calidad y seguridad.