Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-¿Mito o realidad: dormir junto al celular afecta la calidad del sueño y la salud en general?
El doctor Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS), confirma el impacto que provoca, por lo que recomienda mantenerlo lejos de la cama para evitar la estimulación visual.
«Los dispositivos emiten una luz azul demasiado intensa que activa las retinas y envían una luz al cerebro que provoca alteración en el ritmo circadiano con la inhibición de la melatonina, uno de los mecanismos que nos provocan y alcanza su pico dos horas después de que nos dormimos, por ello la exposición a los aparatos reduce considerablemente la calidad del descanso», señala.
Además, el doctor en Neurociencias por la UNAM indica que si el ciclo de sueño se altera, se afectan los patrones de alimentación, la actividad cerebral y la regeneración celular.
Asimismo, revisar constantemente el celular antes de dormir provoca ansiedad, dificulta el sueño y, a la larga, muchos trastornos.
«No sólo provocan ojeras y cansancio sino, de prolongarse la higiene de sueño incorrecta, puede derivar en enfermedades como la obesidad, diabetes e incluso cáncer», señala Haro Valencia.
Por la vía emocional y la vía visual se aumenta el estado de alerta, agrega, y se produce un retraso en el inicio del sueño, y aun en personas que refieren que no tienen problemas para dormir, pero que estuvieron expuestas a la luz de un dispositivo, el sueño ligero se prolonga.
Hay que recordar, indica, que tenemos 60 por ciento de sueño ligero y 40 por ciento de sueño profundo y la relación de sueño ligero se incrementa cuando nos exponemos a estímulos que aumentan el estado de alerta.