Los salarios no se pueden ni deben incrementar por decreto, y la reducción de impuestos en una zona específica del país tenderá a generar competencia desleal entre empresas al interior del país, señaló Juventino Romero de la Torre.
El presidente de la Comisión Laboral de Coparmex Aguascalientes, estimó por lo tanto que la implementación de incentivos y privilegios en la zona fronteriza del norte del país, para fomento a su desarrollo, será de difícil implementación incluso en el mediano plazo.
Consideró que a tres semanas de iniciar el año 2019 es complicado que ese plan propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador pueda materializarse, por lo que se estará a la expectativa de cómo evoluciona.
En entrevista, explicó que elevar al doble el salario mínimo en la frontera norte puede parecer viable porque es zona de vida cara, no obstante, las empresas deberán analizar si pueden hacerlo o no, en función de sus posibilidades particulares que no son las mismas para todas.
Además, hay que considerar que hay insumos básicos que son más baratos tan sólo cruzando la línea fronteriza, como es el caso de la gasolina que en unos minutos la consiguen 30% más económica que en México.
Y respecto de reducir el ISR al 20% y el IVA al 8%, lo que se advierte es que las empresas empiecen a facturar en sucursales domiciliadas fiscalmente en Ciudad Juárez, aun cuando sus operaciones las concreten en otros puntos del país.
“Eso generaría una competencia desleal grave para los diferentes sectores de negocios que habría que valorar antes de cualquier medida”.
Romero de la Torre, advirtió que sin embargo, el tema tiene muchas aristas qué definir aún, de tal manera que se está en espera de ello, si bien la opinión como presidente de la Comisión Laboral de Coparmex Aguascalientes es que estará difícil que se implemente en el corto plazo, pues no es fácil cambiar una dinámica impositiva y salarial en tan poco tiempo.