Héctor Gutiérrez y Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los Magistrados de la Sala Superior se lanzaron en contra de los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), a quienes acusaron de hacer un trabajo de fiscalización deficiente.
Anoche, con el voto en contra del Magistrado Reyes Rodríguez, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió descontarle al priista Miguel Riquelme 1.8 millones de pesos de gasto, lo cual lo puso por debajo del tope de gastos de campaña de la elección a Gobernador de Coahuila, que fue de 19 millones 242 mil 478 pesos.
A raíz de esta decisión, el gasto final del priista, quien previamente tenía un rebase del 9.2 por ciento, fue de 19.21 millones, lo cual derivó en que el Tribunal validara su triunfo.
En la sesión, los Magistrados acusaron que el INE realizó una fiscalización “imperfecta” en donde no se respetó el debido proceso ni la garantía de audiencia de los partidos políticos.
“Los jueces no podemos tomar determinaciones relativas a la validez de una elección a partir de conclusiones derivadas de procedimientos imperfectos en los que se hayan cometido violaciones al debido proceso”, criticó la Magistrada presidenta, Janine Otálora.
“Estamos convencidos que estos retos y las experiencias de los comicios recientes permitirán al Instituto Nacional Electoral perfeccionar su actuación en esta materia para los procesos electorales 2018”.
En distintas ocasiones, entre ellas cuando resolvió la elección a Gobernador del Estado de México, el Tribunal tumbó aspectos de la fiscalización del INE o, en su caso, le ordenó hacer nuevos cálculos.
Además, la Sala Superior aprobó ayer no sancionar a Riquelme y al PRI por repartir tarjetas “rosas” en Coahuila, lo cual, advirtió el Magistrado Rodríguez, abre la puerta a que esas conductas “clientelares” se apliquen en los comicios de 2018.
“Hay una probabilidad, que empiecen a circular durante las campañas electorales de 2018 las tarjetas rosas, mis tarjetas o como se le llamen y que éste sea un mecanismo de propaganda electoral lícito”, acusó.
A lo largo de la sesión, el Magistrado Rodríguez se confrontó con sus colegas por la entrega de tarjetas y el gasto de Riquelme, lo cual causó que el Magistrado José Luis Vargas lo acusara de irse de vacaciones y regresar de manera “intempestiva” la noche del miércoles.
Al final, por unanimidad, pero con el voto concurrente de Rodríguez, la Sala Superior validó el triunfo del priista al acreditar que no hubo rebase de gastos ni irregularidades que justificaran la anulación de los comicios.
Sin embargo, el Tribunal dio vista a las autoridades electorales de Coahuila para que revisen los actos del ex Gobernador Humberto Moreira, quien violó el periodo de veda para promocionar a Riquelme.

¡Participa con tu opinión!