Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

La alcaldesa Tere Jiménez Esquivel ratificó ayer su respeto al Congreso del Estado por ser el contrapeso del Poder Ejecutivo, sin embargo aseveró que “el Órgano Superior de Fiscalización debería estar integrado por personas que realmente sepan revisar las cuentas públicas. Debería haber técnicos responsables, especializados y objetivos en el tema”.
Agregó que los auditores deben estar lejos de temas políticos y practicar la objetividad. “No pido que me ayuden, solo que sean objetivos, porque cada una de las cuentas deben ser revisadas con punto y coma, tal y como se ha hecho en cada uno de los años anteriores”. Dijo también que el gobierno que encabeza se revisa “con lupa” diariamente y puntualizó que las cuentas públicas son examinadas previamente por el Ayuntamiento para presentarlas con la transparencia obligatoria.
Ante ello, dijo que su única petición consiste en que toda revisión de cuentas públicas sea realizada por personas que conozcan los aspectos técnicos. Si bien, la alcaldesa señaló que “son naturales las observaciones que los diputados pueden hacer a los municipios cada ejercicio fiscal”, también aclaró que eso no significa que por haber observaciones se haya incurrido en un delito, pues según sus palabras, “solo falta documentación y prácticamente se refiere al impuesto predial y sus descuentos”.
Señaló que las observaciones serán solventadas antes de que termine este año 2019, “cumpliremos en tiempo y forma” al tiempo de recordar que los recursos públicos se ejercen únicamente en los proyectos programados y planificados por la administración municipal, “se quisieran más recursos pero hoy en día se tienen finanzas sanas”.