Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador descalificó al General Carlos Gaytán Ochoa y a otros mandos militares, por haber advertido la posibilidad de un estado fallido y por cuestionar decisiones estratégicas que han ofendido a los soldados.
«Él fue subsecretario con el Gobierno de Felipe Calderón. Entonces él tiene una visión de las cosas distinta a la que nosotros estamos llevando a la práctica, son estrategias distintas. Nada más para recordar, Calderón declaró la guerra, de eso hay constancia, y hubo los mayores índices de letalidad», señaló AMLO ayer en su conferencia matutina.
Y resaltó: «Es natural que este General y otros, estén inconformes con la nueva política, porque es otra visión».
Según AMLO, Gaytán y otros mandos militares avalaron la violación de derechos humanos.
«En ese tiempo, les doy un dato, decían los de mero arriba del Ejército, hasta mero arriba del Ejército, por allá por donde andaba este General, en las alturas, les decían a los oficiales de los operativos: ‘ustedes hagan su trabajo y nosotros nos encargamos de los derechos humanos'», comentó.
El pasado 22 de octubre, en un desayuno en las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional, Gaytán alertó que el «Alto Mando» enfrenta desde lo institucional a un grupo de «halcones» que podrían llevar a México al caos y a un verdadero Estado fallido.
«Ahora resulta que un General del Gobierno de Calderón, del periodo de mayor represión, es motivo de exaltación», respondió ayer López Obrador.
Y descartó posibles fracturas en el Ejército y aseveró que cuenta con el apoyo y la lealtad del instituto armado.

Muerden sin bozal, dice a prensa
Con una frase de Gustavo Madero, hermano de Francisco I. Madero, fueron repelidos ayer periodistas de la fuente presidencial.
«Le muerden la mano a quien les quitó el bozal», les dijo el Presidente López Obrador quien pidió a medios no manipular ni engañar.
«Cada quien asuma su responsabilidad, pero nada de que nada más va a haber mensaje en un sentido», dijo, apelando a su «derecho de réplica».