Este fin de semana, el litro de gasolina en estaciones de servicio de esta frontera cuesta 3 pesos más que el que se vende en Texas.
El litro de gasolina Magna se vendió ayer en Matamoros en 13.82 pesos, mientras que en estaciones de Brownsville, el promedio fue de la gasolina equiparable a ésta en su octanaje fue de 11 pesos.
La tipo Premium se vendió en 16.36 pesos y en el otro lado de la frontera la similar en 13.50 pesos.
En otras ciudades como Reynosa y Nuevo Laredo, el precio de los combustibles es ligeramente más alto.
La Magna se vende en Reynosa en 13.86 pesos, en tanto que la Premium en 16.27 pesos y en Nuevo Laredo, la Magna cuesta 14.08 pesos, mientras que la Premium 16.52 pesos.
Del otro lado, en Mc Allen, el litro de la gasolina equiparable a la Magna se vende en 11 pesos y en Laredo, 11.20 pesos.
El sector empresarial solicitó desde el año pasado, la homologación de los combustibles en la zona fronteriza, tan y como se venía haciendo desde 2007.
Mario López Hernández, quien hasta la semana pasada era el vocero de la Asociación de Gasolineros de Matamoros, dijo que la venta de combustibles cayó un 25 por ciento en el primer trimestre de este año.
Esto, detalló, debido a que muchos automovilistas están cruzando la frontera para abastecerse de gasolina.
López destacó que esta situación, está provocando que otros sectores como el comercio se estén viendo afectados, pues además de gasolina, los matamorenses están aprovechando para hacer compras.
“Es algo que nos afecta a todo, pero especialmente al sector gasolinero y al comercial”, subrayó.
Desde enero de este año, comenzó a abrirse la brecha de diferencial entre los combustibles que se venden en Matamoros y Texas.
Esto debido a que se han reportado de manera regular incrementos en sus precios.