El Clausura 2018 no fue lo que esperaban los Rayos, a pesar de tener un regular torneo en donde las derrotas se contaron con los dedos de una mano, el equipo pecó de inofensivo y de no saber manejar los resultados a favor, teniendo un total de 10 empates que impidieron su asistencia a la Liguilla del futbol mexicano por segundo torneo consecutivo. Ahora, con los jugadores de vacaciones y la directiva planeando el próximo semestre las dudas envolverán a Necaxa, de qué jugadores seguirán vistiendo los colores del equipo. Por ello, te traemos cuatro jugadores fundamentales que no deben salir de la institución, inclusive si se reciben ofertas para que el equipo pueda aspirar a pelear entre los mejores del torneo para la próxima campaña.
Marcelo Barovero: Todo el aparato defensivo de Necaxa es bastante sólido, llevan varios torneos siendo parte de las mejores defensas del torneo mexicano. Para el Clausura 2018, nuevamente la defensa estuvo entre las cinco menos goleadas y gran parte de ello se debe al capitán del equipo. El “Trapito” se ha vuelto un líder dentro del equipo, a diferencia de otros arqueros, no necesita lances espectaculares para defender su marco pues su excelente colocación y anticipación de juego le permite resolver sobriamente las jugadas que amenazan su arco. Sus reflejos y buen achique lo hacen uno de los mejores arqueros dentro de la Liga, es indispensable que Necaxa siga contando con Barovero durante mucho tiempo más para pelear en los primeros puestos.
Dieter Villalpando: Tras vagar en diferentes equipos de la primera división, Dieter por fin encontró regularidad de la mano de la confianza de Ignacio Ambriz. El mediocampista de 26 años sorprendió este torneo al ser uno de los más regulares dentro del plantel. Fue colocado como interior por derecha o segundo contención dentro de la media rojiblanca, el 10 de Necaxa mostró su buen control de balón, visión, técnica individual y pundonor para ser de los bastiones del equipo. Su creatividad abrió espacios en varios partidos, además de que incluso marcó golazos de media distancia por su cañón de derecha. Aún le queda por mejorar y siendo mexicano es un talento que no debe desaprovechar el equipo.
Víctor Dávila: Parece ser que el talento chileno es para Necaxa. Luego del éxito que tuvo Edson Puch en los Rayos, la directiva confió en el joven Dávila de apenas 20 años de edad, el mediocampista creativo número 15 sorprendió a toda la Liga, su versatilidad y velocidad en el último tercio del campo le permitió al equipo ser bastante efectivo a la hora de anotar. Participó en anotaciones y en asistencias, por lo que el joven se ganó la titularidad dentro de Necaxa, es un diamante en bruto, los Rayos pueden sacar buenos dividendos de este joven que pinta para ser un gran futbolista.
Carlos González: Un acierto bastante preciso el de contar con el paraguayo de 25 años de edad. González mostró un gran talento a lo largo de toda la campaña, anotó de fuera del área y moviéndose de gran manera para rematar y hacer goles. Durante el Clausura 2018 logró anotar 9 goles, para ser el máximo anotador del equipo. Puede jugar por fuera o de centro delantero, no hay delanteros tan versátiles como el joven paraguayo que después de mucho ha llenado el puesto de delantero con creces en el equipo, ninguna oferta que hagan por González podría ser suficiente para dejar ir al ‘killer’ rayo.