CIUDAD DE MÉXICO, (EL UNIVERSAL).- Todo gran evento deportivo se disfruta mejor con una botana y el Superbowl no es la excepción. En Estados Unidos la cuantiosa afición del futbol americano se prepara con una buena dotación de aguacates para elaborar guacamole, lo cual ya se ha convertido en todo un clásico en el también llamado Super tazón.
Debido a ello, antes de esta fecha se exportan miles de toneladas de aguacate para cubrir las demandas de los aficionados norteamericanos, quienes acompañan esta salsa generalmente con totopos para disfrutarlos durante el juego. De acuerdo con la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM) este año se exportarán alrededor de 120 mil toneladas de aguacate tan sólo para esta fecha en especial.
Para el Super Bowl celebrado el año pasado se exportaron cerca de 100 mil toneladas de aguacate mexicano, de las cuales 35 mil toneladas fueron consumidas en forma de guacamole, por lo que, debido a la demanda de este producto se elevó la cantidad destinada para exportarse.
Asimismo, la APEAM precisó que el único aguacate certificado por las autoridades de Estados Unidos es el aguacate michoacano. Además, el mercado norteamericano representa el 85% del total de las exportaciones del llamado «oro verde».