Otra de traileros. Durante la tarde del martes un camión de transporte pesado que circulaba de oriente a poniente sobre la vialidad lateral de la avenida Tecnológico Oriente, justo frente al fraccionamiento Gámez, impactó brutalmente a un vehículo de alquiler y a un coche particular que se encontraban estacionados, lo que dejó solamente cuantiosos daños materiales.
Debido al brutal impacto, el tractocamión se llevó arrastrando al taxi varios metros sobre la banqueta, y terminó por colisionar contra el portón de un negocio de compra y venta de chatarra.
El taxista resultó con algunos raspones en el brazo derecho, mientras que las otras dos personas que le acompañaban resultaron con golpes leves y un fuerte susto.
Cerca de las 13:40 horas de ayer, el Servicio de Emergencias 911 recibió un reporte en el sentido de que sobre la avenida Tecnológico, entre las calles Ofelia Soriano Esquivel y Carmen de Luna Sevilla, en el fraccionamiento José Guadalupe Peralta Gámez, se había registrado un fuerte choque múltiple y había personas lesionadas.
De inmediato acudieron oficiales de la Policía Vial y al arribar encontraron una aparatosa escena.
En el lugar se encontraba un tráiler marca Volvo, color blanco con verde limón, con placas del SPF, con razón social “Trasaro” y número económico 017, el cual había colisionado con dos vehículos estacionados, además de chocar contra el portón de un establecimiento de compra y venta de chatarra.
El tractocamión era conducido por el chofer de nombre Carlos, de 36 años.
Uno de los vehículos que impactó el camión de carga fue un taxi marca Nissan Tsuru, color rojo, con número económico 3730, conducido por el chofer de nombre Melchor, de 63 años.
En el interior del vehículo de alquiler se encontraban otras dos personas del sexo masculino.
El taxi estaba estacionado cuando sintieron el brutal golpe en el costado derecho, arrastrándolos sobre la banqueta y a punto de terminar prensados.
El tercer vehículo involucrado fue un Volkswagen Jetta, con placas de Aguascalientes, que terminó destrozado de la parte de la cajuela, mismo que estaba estacionado frente al taxi sin tripulantes dentro, puesto que el dueño de ese coche, de nombre Enrique, de 24 años, se encontraba laborando en esos momentos y salió de su lugar trabajo al enterarse de que su unidad automotriz había sido colisionada por un tráiler.
De este accidente tomaron conocimiento los oficiales de la Policía Vial. Debido a que no hubo personas lesionadas, no se requirió la presencia de alguna ambulancia.