Acceder al mundo laboral es un deseo que a veces se torna bastante complicado, y es que algo que debería ser uno de los pilares de la sociedad, el derecho a un puesto de trabajo digno, a veces se vuelve casi una odisea. Ya sea por las crisis económicas que se suceden una tras otra, ya sea por la falta de preparación, ya sea por la inexperiencia, hay colectivos que tienen serias dificultades para encontrar un trabajo, especialmente este último, cuando no contamos con ninguna experiencia en ningún sector.

En este sentido, lo único que podremos aportar en nuestro currículo es nuestra formación, y poco más, pues no tendremos ni experiencia ni referencias positivas de jefes anteriores. Aun así, al ser nuestra carta de presentación, aquella que nos puede abrir las puertas del empleo o cerrarlas a cal y canto, debemos informarnos de cómo redactar un buen currículo, qué estructura ha de tener, cuál es el más apropiado para nuestro caso y el puesto que queremos cubrir… como puedes ver en este informe de Modelo Curriculum. Entrando en este enlace, puedes ver cuales son los más apropiados, así como algunas de las dificultades a las que te enfrentarás al acceder a tu primer empleo.

Principales inconvenientes para conseguir empleo

Uno de los principales inconvenientes a los que nos enfrentaremos cuando estemos buscando empleo será la edad. Los colectivos que encontrarás mayores dificultades serán los menores de 25 años y los mayores de 45. Pero la edad no es solo el impedimento, aquellos que no han trabajado nunca, como las amas de casa que se ven en la necesidad de acceder al mercado laboral por diversos motivos, como una separación o divorcio o por la pérdida de empleo de su pareja o conyugue, lo tendrán mucho más complicado, al igual que aquellos que han pasado mucho tiempo desempleados.

Así mismo, la falta de preparación es un inconveniente, como también lo es la sobre cualificación, independientemente de la edad del candidato al puesto. Vamos a darte a continuación una serie de consejos que pueden ayudarte a encontrar empleo más fácilmente, y para saber otros detalles y ampliar información, lee más en este artículo, cuyos datos son sumamente interesantes y con toda seguridad te serán de ayuda.

Consejos para buscar trabajo según el colectivo al que se pertenezca

Vamos a empezar con el colectivo de jóvenes que quieren acceder a su primer empleo. Si te encuentras en esta situación, puedes suplir tu falta de experiencia con dinamismo, entusiasmo y ganas de aprender. Así que además de confeccionar tu curriculum en base a estas premisas, cuando seas seleccionado para alguna entrevista, intenta detallar algunas experiencias que hayas podido tener, aunque no hayan sido remuneradas o no hayas estado dado de alta, como por ejemplo el haber ayudado en un negocio familiar, el cuidado de niños como canguro, dar clases particulares…

Cuando te encuentras en esta situación, la mejor forma de buscar trabajo suele ser a través de familiares y amigos que puedan hablar bien de ti a la persona interesada en contratarte. Y si el problema es que te falta preparación, no lo dudes y empieza desde ya a formarte, busca cursos, hay una variada oferta en internet que podrás realizar desde casa, y algunos son gratuitos, por si el dinero es el principal inconveniente. Esta es sin duda la mejor inversión que puedes realizar a medio y largo plazo.

En segundo lugar, vamos a hablar de los mayores de 45 años, un colectivo muy castigado por ser uno de los más afectados por los ERE que se repiten con demasiada frecuencia en las empresas.

Para este grupo, que ya suelen ser cabezas de familia, el problema radica en la necesidad de recibir un buen sueldo, no pueden conformarse con los sueldos de los jóvenes en prácticas, que no les dan para vivir, su negativa a la movilidad geográfica, pues están asentados, tienen casa propia, una familia a la que no quieren desarraigar…  o su falta de interés y / o preparación para realizar otro tipo de tareas que no pertenezcan a su ocupación anterior.

Si éste es tu caso, debes intentar reciclarte para amoldarte a las nuevas demandas del mercado actual con cursos de formación e intentar ser flexible para encajar en los perfiles de las empresas.

Las personas que se incluyen dentro de los mayores de 45 años, pero que carecen de experiencia laboral, también lo tienen especialmente difícil, y como en el caso de los jóvenes, pueden hacer hincapié en su curriculum en actividades que hayan realizado de forma independiente, y  no profesional, como cocinero, cuidado de mayores o niños…

En cuanto a la formación, si se carece de ella, hay numerosos cursos que te capacitan con una certificación profesional, muchos de ellos online y gratuitos.

Por último, los desempleados de larga duración deben mostrarse activos y optimistas, y a ser posible rellenar los largos periodos de inactividad laboral con la realización de cursos o voluntariado, pues las empresas deben considerarte una persona proactiva. Si este es tu caso, pueden ayudarte los programas de reinserción laboral.