Con una serie final de 3-1, la Selección de Tenis de Croacia se coronó por segunda vez en su historia dentro de la Davis Cup, la Copa del Mundo del deporte blanco, derrotando en esta ocasión al país anfitrión, Francia.
Desde el 2005, Croacia no había podido levantar la Davis Cup en el tenis masculino internacional, y es que a pesar de contar con grandes deportistas, la camada ganadora nunca llegaba a más de semifinales.
Sin embargo, en este año, dos de los mejores 15 tenistas del mundo lograron encaminar a su país a su segunda Davis Cup en la historia, ya que tanto Marin Cilic como Borna Coric han demostrado su calidad individual a lo largo del año dentro del Circuito ATP.
El día de ayer, se definió el campeonato con sólo un partido jugado, y es que con la serie 2-1 a favor de Croacia, sólo se necesitaba de un triunfo a favor de los croatas para así coronarse, y tras la victoria de Marin Cilic sobre Lucas Pouille en el primer partido, el campeonato se definió para los del sureste de Europa.
En partidos anteriores, Marin Cilic y Borna Coric ya habían puesto a su país arriba en la serie tras vencer a Tsonga y Jeremy Chardy, respectivamente; pero una victoria de Pierre-Hugues y Nicolas Mahut el pasado sábado hicieron que la serie se alargara por un 2-1.
Para el día de ayer, los de Croacia sólo necesitaban de un triunfo para quedarse con el campeonato, mientras que los franceses tenían que hacer una remontada histórica ganando sus dos partidos para así coronarse en casa.
Sin embargo, con una victoria de 7-6 (7-3), 6-3 y 6-3, el número 9 del mundo, Marin Cilic, derrotó a Lucas Pouille en el primer partido del día, dejando la serie 3-1 y dándole el título de la Davis Cup a Croacia, algo que no sucedía desde 2005.