CDMX.- Familiares y amigos dieron ayer el último adiós al actor Rogelio Guerra, entre aplausos y lágrimas.
Maribel, su viuda, destacó el cariño que le tuvo el público y muchos de sus compañeros que llegaron a despedirlo, entre ellos María Victoria y Leticia Calderón.
Los restos del actor, que falleció el miércoles a los 81 años de un paro respiratorio, fueron cremados a las 19:00 horas. Sus cenizas serán lanzadas al mar en la Riviera Maya, indicó su familia.

Recuerdan su nobleza
El productor de teatro Daniel Gómez Casanova recuerda a Rogelio Guerra como un buen amigo que siempre ofrecía lo mejor de sí mismo.
En la puesta de 2010 La Retirada, una de las 68 obras de teatro que realizó el histrión, Gómez compartió un año con Guerra, en el que aprendió de su sencillez y nobleza.
“Fue como mi tercera obra de teatro y fue el primer actor grande en edad con el que yo trabajaba. Siempre me llamó la atención su sencillez, su nobleza.
“Era alguien con una trayectoria enorme, pero disfrutaba como si fuera su primer trabajo en un escenario”, recordó.
La amabilidad de Guerra conquistaba a cualquiera. En ese montaje salía un labrador a escena, y el animal eligió al actor de telenovelas como Los Ricos También Lloran, como su líder.
“Fue la persona de todo el equipo que más amigo se hizo del perro. Él era amable bajo cualquier circunstancia, comprometido y buen compañero”.
Agrega que también era el mejor anfitrión en una fiesta, ya que podía hacer que personas de todos los gremios convivieran con naturalidad.
“Unía a muchas personas diferentes. Ibas a su casa y estaba Mauricio Herrera, Chabelo, un vecino, un productor de teatro. Tenía amigos de todos lados y de todo tipo”, señaló. (Juan Carlos García y Ana Cristina Vargas/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!