No obstante que hay alrededor de 300 asuntos pendientes en “la congeladora”, el diputado Iván Sánchez Nájera destacó que deben quedar resueltos antes de la conclusión de la Legislatura -el 14 de septiembre-, por lo que tienen 55 días de análisis antes de la apertura de un probable periodo extraordinario de sesiones, para ventilar los dictámenes de las iniciativas.
Hay asuntos que se han heredado Legislatura tras Legislatura y el más antiguo data de octubre del 2008.
Refirió que el último periodo ordinario de sesiones, cerró de manera productiva por la cantidad de dictámenes aprobados y la oportunidad de resolver de manera favorable algunos temas trascendentes de la agenda legislativa. Sin embargo, explicó que el rezago que se arrastra es demasiado y hace falta una buena depuración, porque hay temas que ya quedaron sin materia.
Ponderó las recientes reformas como la de Muerte Civil, que aunque en lo inmediato parece no tener una repercusión positiva para la ciudadanía, es un logro en materia de combate a la corrupción que con los años va a ir demostrando lo enormemente necesario que era.
Refirió que Muerte Civil, es la inhabilitación permanente para que los funcionarios corruptos no vuelvan a trabajar en la administración pública.
También resaltó los avances en materia de derechos humanos con la creación de la Comisión de Fortalecimiento a las Organizaciones de la Sociedad Civil y el Consejo de Asuntos Indígenas.
Ambas iniciativas, propuestas por él, están encaminadas a garantizar y promover el acceso y adecuado ejercicio de los derechos humanos.
Mencionó que los grupos indígenas son un sector minoritario que padece un rezago en cuanto al acceso de sus derechos humanos se refiere, así como muchos de los grupos que se ven a su vez representados por diversas organizaciones civiles, que trabajan para garantizarles ese acceso.
“Con las reformas aprobadas, la sociedad civil podrá verse verdaderamente representada en los trabajos que, junto a las dependencias gubernamentales, creen programas que busquen facilitar y que les garanticen el acceso a sus derechos humanos”, reiteró.