Al recomendar precaución antes de contratar un crédito de nómina, el cual cobra una alta tasa de interés anual del 25 al 30%, el director del CIDE, Alberto Aldape Barrios, llamó a no dejarse llevar por los atractivos ofrecimientos de los bancos, ni mucho menos aceptarlos para comprar bienes duraderos, excepto si se tiene fuentes para el pago inmediato.

Aseveró que las instituciones bancarias que ofrecen los créditos de nómina nunca dan a conocer la tasa de interés, entonces hay que preguntar por ella para tomar una decisión informada. “Adicionalmente, conviene saber si aplican penalizaciones económicas si haces un pronto pago, es decir si decides liquidarlo antes del plazo acordado”.

El director Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial reconoció que este servicio no es tan común, ya que de cada 100 trabajadores que reciben su nómina por un banco, alrededor del 30% lo acepta, pero algo importante es que las instituciones financieras califican a sus clientes de acuerdo a la utilización del medio electrónico, sus hábitos de ahorro y consumo.

Indicó que el crédito de nómina es el de mayor facilidad de acceso para aquellos que tienen su pago por un medio electrónico, es común que hagan ofertas interesantes los bancos, pero normalmente no dicen el costo de ese préstamo y generalmente es caro con tasas que superan el 25% de interés anual.

Es recomendable utilizarlo cuando se tiene una emergencia y se cuenta con una fuente de pago, es decir un negocio que estará generando ventas que permitirán liquidar el crédito de manera rápida. Sin embargo, el crédito de nómina regularmente es utilizado para consumo de bienes duraderos como televisiones o productos electrodomésticos, que regularmente salen muy caros a la persona que toma ese tipo de créditos.

“Hasta ahora no se tienen altas tasas de cartera vencida por parte de aquellas personas que decidieron utilizar este crédito, sin embargo se debe tener cuidado en el manejo de sus compromisos financieros. Se necesita una mayor cultura financiera y entender que el crédito no es dinero adicional que puedo gastar libremente, sino que tiene un costo”, puntualizó.