Casi la mitad de los pobladores originales del ejido Pocitos, al noroeste de la ciudad, se desplazó a otros puntos en los últimos años, como resultado del desarrollo urbano que ha impactado ese sector, reveló el investigador Fernando Padilla Lozano.
“Los que permanecen experimentan segregación social, nula interacción con los nuevos habitantes del área y enfrentan la transformación cultural en su entorno inmediato”, agregó.
Se trata de un ejemplo claro de gentrificación en la ciudad de Aguascalientes, consistente éste en la transformación de un espacio urbano a partir de su reconstrucción o rehabilitación y con mayor calidad de infraestructura, así como diversificación de servicios a los preexistentes.
El investigador del departamento de Sociología y Antropología de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, explicó que desde los años noventa, la zona Pocitos ha cambiado de manera dramática, pues se abrieron vías de comunicación, mejoró su infraestructura urbana y el comercio impuso modelos vanguardistas.
Así, se redujeron zonas agrícolas e incrementó la privatización de espacios con áreas habitacionales, lo cual presenta una nueva dinámica que requiere atención para evitar la segregación social de la que ya hay signos.
Este escenario se detectó a partir de un proyecto de investigación sobre expansión urbana en ese ejido y parte de los hallazgos indica que el aumento del costo habitacional ha orientado a residentes originales a buscar nuevos puntos de vivienda al grado que casi la mitad de éstos ya se fue.
Además, la convivencia vecinal entre los pobladores de antaño y los nuevos residentes es poca o nula, de acuerdo a los habitantes del ejido, por lo que se requieren acciones de intervención para beneficio de la comunidad.
Sobre esta investigación, Padilla Lozano señaló que para identificar los cambios y percepciones de la dinámica social que se han presentado para los pobladores originales del ejido Los Pocitos, se realizaron diferentes estudios durante dos años.
Se visitó la zona para realizar observación y efectuar entrevistas que pudieran ofrecer un panorama más amplio del fenómeno de la expansión urbana en este lugar; en el trabajo de campo, se contó con la participación de profesores del departamento de Sociología y Antropología, así como de estudiantes que contribuyeron a enriquecer el trabajo, ya que fue dado a conocer en foros y seminarios de investigación.