Con el arranque de la construcción de la empresa Continental, que se dedicará a la manufactura de componentes electrónicos para la industria automotriz, Aguascalientes mantiene un paso sostenido en la atracción de inversiones, gracias a la paz social, calidad de mano de obra, confianza y una economía estable, señaló el gobernador Martín Orozco Sandoval, al dar la bienvenida a los directivos de esta compañía.

Agregó que esta entidad tiene otros incentivos que centran la atención de las firmas cuando se trata de crear una filial en algún lugar de la República, como la educación bilingüe, las tecnologías, la movilidad académica internacional, los modelos duales, las ingenierías de última generación en nanotecnología, mecatrónica. y robótica.

La inversión en la primera etapa es de mil 300 millones de pesos y se crearán mil empleos de alto valor agregado en los próximos años, lo que representa otra oportunidad más para los jóvenes que se preparan en las universidades y en las escuelas técnicas, puesto que las opciones de trabajo serán para los distintos grados de estudio.

En este sentido, el gobernante subrayó que se preparan para ser parte fundamental de la empresa, toda vez que la fuerza laboral local está catalogada como una de las mejores en el plano internacional, y que ahora tiene el plus de su preparación académica de primer nivel.

Son ellos los que participan en las nuevas ciencias aplicadas, en este caso dirigido a los vehículos del futuro, cuyos componentes podrán ser creados con la habilidad local, por lo que este tipo de empresas siempre son bien recibidas.

Ina Seterbakken, líder del proyecto de Continental Planta Aguascalientes, afirmó que tras un análisis del país, se escogió esta entidad en función de su ubicación geográfica, condiciones económicas  y de estabilidad, además que es parte de una región de continua expansión industrial y automotriz  y cuenta con lo adecuado para atender las exigencias de personal que una planta de alta tecnología como esta requiere.

Esta firma tiene una antigüedad de 150 años y lleva 45 años en México, país en el que registra 22 plantas en 13 estados y cuenta con 25 mil empleados.

Como punto inicial se sembraron 10 árboles, de lo que será la empresa que se ubicará en el parque industrial FINSA, al sur de la ciudad y abarcará una extensión de 24 mil metros cuadrados , de los cuales ocho mil serán áreas de manufactura del producto, que abarcará módulos para antenas y para controles de puertas, sistemas integrados de display, entre otros.

DEBILIDAD SINDICAL

Por años los líderes de los empleados federales no tuvieron mayores problemas que los comunes en cualquier centro de trabajo, como vigilar que se mantuviera la estabilidad laboral, respeto a las condiciones generales, solicitar el aumento salarial y de prestaciones y obtener otras prerrogativas, por lo que en su radar no estaba que se enfrentarían a condiciones inéditas que los ha tomado por sorpresa.

El nuevo gobierno, que mira como enemigos a todos los que están enfrente, como el personal que se encuentra en el registro federal, en poco más de seis meses ha despedido a gran parte de los empleados de confianza, que no necesariamente son titulares de oficina sino que son choferes, secretarias, ayudantes de administración, etc., que ganan igual que los sindicalizados, pero su problema es que no son parte de una organización de defensa.

Dispuestos a reducir al máximo la nómina sigue latente el peligro que quienes tienen su base también los pasen por la guadaña, lo que niega el gobierno y la propia Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), pero la incertidumbre no cesa, máxime que ya no se reponen los puestos que ocupaban quienes se jubilan, quedaron pensionados por razones médicas o fueron cesados, lo que origina mayor carga de trabajo para los que están.

Otro asunto que la FSTSE no ha logrado que le resuelvan es sobre los titulares de las dependencias, que ya no serán delegados sino “coordinadores”, por lo que actualmente las jefaturas están a cargo de jefes de área  que pese a la incertidumbre sobre su futuro laboral están al pie del cañón.

La situación se presenta en mayor grado en el Centro Aguascalientes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y en el ISSSTE, en donde no hay coordinadores, “lo cual afecta la operatividad de las dependencias”, a decir del dirigente local de la Federación de Trabajadores, Normando López.

El caso particular del ISSSTE señaló que hay preocupación en el personal, porque “en lo que es el servicio médico para los trabajadores federales es muy importante. Si no tenemos salud, no tenemos tranquilidad en el trabajo, estamos en espera, estamos tratando de que ya se de a la mayor brevedad posible (el nombramiento del coordinador estatal), porque el trabajador está un poquito inquieto”.

A la par de lo expuesto está lo del aumento salarial, que vigila muy de cerca el líder nacional Joel Ayala Almeida. Aparte del incremento económico, la FSTSE también tramita que la Secretaría de Hacienda firme un documento para el pago de vales de despensa de fin de año, que anteriormente se hacía por acuerdo.

Pues vaya que ahora sí tiene en qué entretenerse Normando López, que debe acostumbrarse a que ya no hay derecho de picaporte sino solicitar audiencia y esperar a que la concedan los coordinadores estatales de las dependencias, tampoco trámites por teléfono. Son los tiempos de recelo de los que llegan y de expectación de quienes están.

CONSEGUIR DINERO

“Necesito dinero” cantaba el inmortal Pedro Infante y que hoy es la canción de moda en la administración federal, ante las exigencias que a sí misma se ha echado encima, por lo que a alguien se le ocurrió que se gravaran las propinas, planteamiento que de inmediato encontró el rechazo casi unánime al considerarse una aberración.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) considera que las propinas son parte del salario del trabajador, por lo que se debe retener el Impuesto Sobre la Renta (ISR), de acuerdo con el Periódico Oficial de la Federación (DOF).

Cita que de acuerdo al artículo 346 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), que las propinas recibidas por los trabajadores en hoteles, casas de asistencia, restaurantes, fondas, cafés, bares y otros establecimientos análogos, son parte del salario del trabajador.

Por consiguiente, señala el DOF, “las propinas antes referidas que les sean concedidas a los trabajadores deben ser consideradas por el empleador para efectuar el cálculo y retención del ISR que, en su caso, resulte a cargo del trabajador, en los términos del artículo 96 de la Ley del ISR”.

Para lograr esos fines va a ser un auténtico laberinto fiscal-salarial, porque en primer lugar la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) tiene prohibido sugerir la propia ni en la carta ni el ticket, inclusive ha exigido que se pongan letreros en los negocios de que la propina es opcional, por lo que ¿cómo podrá hacerse el cálculo proporcional para agregarlo al ISR? y ¿cómo saber cuánto deja el cliente de propina, si es un acto totalmente personal y por lo tanto imprevisible.

Bien expresa Claudio Innes Peniche, presidente de la Cámara Restaurantera en Aguascalientes, que la propina no es obligatoria, por tanto no se puede imponer, al mismo tiempo que es una actitud desafortunada de la autoridad, porque hoy los empresarios del ramo tienen varias cargas impositivas y que se suman a las alzas en los precios de los insumos, a las tarifas de energía eléctrica y los pagos por teléfono y agua potable y todavía se pretenda que se agregue un porcentaje sobre lo que reciben los empleados de los clientes.

Lo que cabe es que los organismos y sindicatos de trabajadores combatan esta medida y si es necesario recurran ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, porque además de lo que significa para los empleados que les quiten parte de lo que se han ganado, obliguen a los patrones a estar atentos a la hora que el consumidor les entregue algunos billetes en reconocimiento a su labor.

EL MOMENTO

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se encuentra en el momento justo para impulsar el modelo de país que se ha propuesto y cuyos resultados dependerán de su capacidad de reconocer que de su sola decisión no es suficiente para cambiar algunas cuestiones vitales para la estabilidad y el desarrollo de México.

La dimisión del doctor Carlos Urzúa Macías a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) puede ser el antes y después de esta administración, si se sabe aprovechar cada una de las  admoniciones que utilizó en su carta-renuncia. Son señales que no se deben dejar pasar, que de atenderse en mucho ayudarán a resolver varios problemas internos del propio gobierno.

Aunque se ha magnificado la salida del titular de Hacienda, queriéndola presentar como el resquebrajamiento del primer equipo lópezobradorista, lo cierto que todos en este mundo son útiles, pero nadie es indispensable. Su alejamiento de la función pública no significa el derrumbe de las tareas que tenía encomendadas, tan es así que la misma mañana del 9 de julio el presidente nombró en su lugar a Arturo Herrera, hasta ese día subsecretario de la misma dependencia.

Con lo anterior frenó las turbulencias de los mercados financieros y la caída del peso, lo que habla que, finalmente, reconoció que se debe actuar con sentido común y mirando no sólo el entorno más cercano sino los efectos que pudiera haber más allá de las fronteras.

Mediante un video que hizo circular en sus redes sociales, López Obrador reconoció que al interior del gobierno hay incomprensión, dudas y hasta titubeos, que los cambios impulsados por esta administración tiene consecuencias, ante las cuales, apuntó, se tiene que actuar con mesura: “Como se están llevando a cabo estos cambios, se cimbra, rechina, y a veces hay la incomprensión, dudas, titubeos, al interior del mismo gobierno, del mismo equipo, pero nosotros tenemos que actuar con decisión y con aplomo”.

El tabasqueño aceptó que Urzúa no estaba conforme con las decisiones que se han tomado en la administración federal, pero insistió en que, su compromiso es cambiar la política económica que se ha impuesto en los últimos 36 años. “como es un cambio, una transformación, a veces no se entiende que no podemos seguir con las mismas estrategia, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas. Es cambio de verdad, transformación, no simulación, no más de lo mismo, tenemos que acabar con la corrupción, con la impunidad, tenemos que hacer valer la austeridad republicana, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre”.

Sostuvo que “pensamos que va a haber crecimiento económico, vamos a sacar adelante al país, sólo combatiendo la corrupción y no permitiendo los lujos en el gobierno, con una política de austeridad, esa es la fórmula que se está aplicando y que nos está dando buenos resultados”.

Como lo ha hecho en varias ocasiones, el mandatario sostuvo que su administración tiene buenas cuentas, ya que ha aumentado la recaudación, no hay déficit, no ha crecido la deuda pública y el peso se ha fortalecido, sin embargo las calificadoras y analistas no son tan optimistas, al considerar que México ha entrado o está en los linderos de la recesión.

Mientras los politiquillos siguen desgañitándose por lo sucedido, endilgándole toda clase de epítetos por haber renunciado, Carlos Urzúa ya le dio vuelta a la página, tan es así que el pasado viernes se publicó una fotografía tras ser presentado como académico del Instituto Tecnológico de Monterrey. Sólo dos días estuvo en la banca, lo que demuestra que un hombre con sus virtudes tiene que ser aprovechado al máximo.

PASAR A LOS HECHOS

La mayoría de los líderes empresariales le dieron su voto de confianza al nuevo Secretario de Hacienda, al considerar que Arturo Herrera tiene los conocimientos necesarios para guiar esta dependencia, pero a la par exigen pasar de la planeación económica a la ejecución de políticas, que hagan realidad la inversión y el crecimiento.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos, señaló: “Ya es tiempo de pasar de los planes a las acciones y que esto (la renuncia del doctor Urzúa) sea ya el detonante para marcar las líneas de acción del sexenio.

“Lo que nosotros quisiéramos es que haya propuestas concretas de inversión para que generen empleo y se pueda dar el crecimiento que aspiramos todos para México. No nos preocupan que las directrices (de política económica) sigan de la misma manera, lo que nos gustaría es saber más sobre la implementación, la manera en la que se va a hacer, y que se vayan concretando los planes, no nos podemos pasar el sexenio planeando”, apuntó.

En cuanto a la política de austeridad, el empresario consideró que debe continuar, pero los recortes no deben afectar al sector productivo, sin duda que “el gasto superfluo y los despilfarros se deberían de acabar, estamos totalmente de acuerdo en que la corrupción se debe combatir, pero también pensamos que se debe de orientar el gasto a donde se necesita, que sea productivo, diferenciar entre gasto e inversión”.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, exhortó a los funcionarios a conducir las políticas de gobierno hacia el mismo rumbo a fin de que haya congruencia.

También legisladores y partidos de oposición manifestaron su preocupación por la situación del país y llamaron a López Obrador a rectificar el rumbo. El coordinador del PRI en la Cámara de Senadores, Miguel Ángel Osorio Chong, consideró que se debe tomar muy en cuenta las razones que expresó Urzúa Macías en su carta renuncia. “Consideramos que da respuesta a todo lo que se venía hablando respecto al manejo de la economía del país, las inconsistencias y las pugnas al interior del gabinete, particularmente en lo económico, y que debe alertarnos a todos”.

Mauricio Kuri, coordinador de los senadores del PAN,  dijo que lo sucedido pone en evidencia que la política está contaminando a la economía y cuestionó que en sólo seis meses de esta administración se hayan producido ocho renuncias, las más relevantes la de Carlos Urzúa y antes de Germán Martínez, al IMSS.

EL SALPICADERO

Sea por el cobro de facturas, por salvar el pellejo o por descarrilar algunos grupos políticos, pero los últimos días han sido de noticias “bomba”, que involucran a ex presidentes, gobernadores, empresarios y ex funcionarios; el lodo penetra a un equipo de futbol profesional, cajas de ahorro y sale a relucir el nombre de un narcotraficante, enjuiciado en Estados Unidos.

Quien se lleva el primer lugar es el ex director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, acorralado por la Fiscalía General de la República (FGR) que lo acusa de lavado de dinero y corrupción, por lo que en la búsqueda de evitar la cárcel sus abogados exigieron la comparencia del ex presiente Enrique Peña Nieto y del ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, sin éxito alguno, así como de otros secretarios de la misma administración y varios ex funcionarios de la petrolera.

En la etapa que se encuentra, Lozoya está dispuesto a todo, lo que hizo patente el 10 de junio pasado, al publicar una carta dirigida a la opinión pública, en la que afirmó que es sujeto de una persecución mediática desde 2017, violaciones a sus derechos y otras arbitrariedades, sin mencionar a los autores de las injusticias, por lo que: “Quiero manifestar que en el momento que la Fiscalía General de la Nación me de las garantías a la que tengo derecho, de inmediato estoy dispuesto a colaborar y manifestar la verdad histórica y jurídica de todos los hechos suscitados en el período en el que me desempeñé como Director General de Petróleos Mexicanos, en donde aclararé qué funcionarios del nivel que sea intervinieron en lo que hoy se investiga. Reitero que siempre he estado dispuesto a decir la verdad, con las consecuencias que haya para cualquier persona”.

Lo que puede ser la punta del iceberg está ahí, y que haría emerger a figuras políticas como del medio privado, que no tenían previsto vivir esta experiencia y a más de uno podría llevarlo tras las rejas o al menos perder parte de su patrimonio.

La aprehensión de Juan Collado Mocelo, uno de los abogados más conocidos en el país por los casos en que ha intervenido, desató toda clase de comentarios de las consecuencias político-empresariales que tendría si llega a ahondarse sobre los asuntos y negocios en los que ha participado. La Fiscalía General de la República lo acusa de lavado de dinero y delincuencia organizada, situación que se agrandó con los señalamientos de Sergio Hugo Bustamante, empresario socio de “Libertad Servicios Financieros”, al acusar a los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto de ser parte de una red de lavado y accionistas y dueños de esa Sociedad Financiera Popular (Sofipo). También involucró al actual gobernador panista de Querétaro, Francisco Domínguez Servién y al coordinador de los senadores del PAN, Mauricio Kuri, de ser parte de la misma trama, incluso dijo que Kuri es miembro del Consejo de Libertad Servicios Financieros.

Aunque documentalmente no le consta, Bustamante afirmó que Jesús Beltrán González, ex director de Libertad, confirmó que los verdaderos dueños eran políticos y el empresario casinero, Javier Rodríguez Borgio, asimismo, dijo que en noviembre de 2014 presenció la llegada de una camioneta de valores al edificio corporativo de Libertad con varias cajas y le comentaron que “era dinero de Peña Nieto”. Tuvo conocimiento que la empresa financió campañas políticas en Querétaro, compró el equipo de futbol Gallos de Querétaro que era propiedad del capo Tirso Martínez Sánchez “El Ingeniero” o “El Tío”, y entregó préstamos irregulares a sus directivos.

Por si lo descrito no fuera suficiente, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, acusó al ex encargado de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán, de haberlo extorsionado como condición de dejar en paz a su familia y le reclasificaran el delito de delincuencia organizada – por el que se encuentra en prisión -, lo que permitiría conseguir una sentencia más baja, de igual manera, que Felipe Muñoz Vázquez, quien hasta el mes pasado de la Subprocuraduría de Delitos Federales, también fue beneficiario del pago.

Según Duarte, a través de un amigo en común, el ex presidente Enrique Peña Nieto le regaló una suma de dinero para ayudarlo porque tenía “cargos de conciencia” por la persecución que padecía. Ese dinero se lo entregaron a su hermano Cecil Duarte en una casa de la Ciudad de México y es el mismo dinero que pagó por la supuesta extorsión. Igualmente, refiere que un personaje clave en su captura fue el entonces secretario de Gobernación y hoy coordinador de los senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, imputaciones que fuero negadas tajantemente por Osorio y Elías Beltrán.

Para rematar, el candidato a la presidencia del PRI, Alejandro Moreno “Alito”, está acusado de poseer una residencia en Campeche  – de donde es gobernador con licencia -, con un valor de 46 millones de pesos, que no reflejan sus ingresos que obtuvo como mandatario, de 5 millones anuales, sin embargo mediante una carta que envió a Reforma, el político justifica el origen de la mansión, ubicada en el fraccionamiento Lomas del Castillo.

En el escrito, firmado por su vocero Paul Ospital, Moreno señala. “Es importante aclarar que (el valor de la casa) está siendo pagado mediante un crédito hipotecario que al día de hoy se encuentran cubriendo, así como dación en pago de 2 lotes de terreno.

“Respecto a los ingresos percibidos, se manifiesta que en 2005, recibió una donación familiar, la cual fue el origen de la inversión, a la que se suma sus ahorros personales producto de sus ingresos percibidos por los cargos públicos que ha desempeñado desde entonces”.

Vaya semana que tuvieron políticos y empresarios, en que sobresale el andamiaje para ayudar o hundir a quienes no hace mucho eran figuras de primer orden. Casi todos los involucrados en esas tramas defendieron su inocencia y en algunos casos anunciaron que demandarán a sus acusadores, por lo que se esperan nuevas revelaciones si los imputadores se mantienen en su dicho y deciden ampliar el radio de sus delaciones.