El pasado 24 de mayo, en una conferencia de prensa, el secretario de Seguridad Pública del Estado, Sergio Alberto Martínez Castuera, señaló que “el reforzamiento de estrategias coordinadas entre todas las corporaciones de seguridad pública que actúan en el estado, así como la puesta en marcha de nuevos operativos permitirán revertir los números que hoy en día están afectando a la población”.

De manera paralela, afirmó, las cifras de delitos de distinto índole “van a la baja mes con mes”, por lo que las autoridades tienen plena confianza “de ir reduciendo aún más el margen de actuación de la delincuencia común en la entidad”.

La respuesta de lo equivocado que está la dio una presunta banda de delincuentes que dos días después asaltó un negocio de telefonía celular ubicado en un Centro Comercial, y lo hizo ante la mirada de gran número de personas que en ese momento hacía sus compras o paseaban por el lugar, hecho que provocó pánico debido a los resultados trágicos que han tenido lugar en situaciones similares en otras partes del país.

Una semana antes hubo un asalto a un restaurante de la zona dorada de la ciudad, a cargo de comando, mismo que de manera extraoficial se apoderó de 300 mil pesos  y varios objetos de los empleados y algunos clientes que había en el lugar. Este hecho ocurrió en pleno día sin que hasta el momento se tenga informes de alguna aprehensión.

Como siempre ocurre, después de los hechos aparecen en escena decenas de policías de todas las corporaciones, creando miedo entre automovilistas y transeúntes ya que desconocen si están en persecución de algún sospechoso que pueda provocar una balacera, cuando la verdad es que van con la esperanza de lograr dar con el paradero de los ladrones.

El tema está en que por el modus operandi que se utilizó en ambos lugares hace suponer que es la misma banda y por la facilidad que encontró en esta plaza no sería remoto que vuelvan a repetir el número, igualmente que no arribó a la ciudad un día antes sino que tenían tiempo aquí ya que se nota que son “profesionales”, por lo que saben cuándo y dónde dar el “golpe” con un mínimo de riesgo.

También puede considerarse que escogieron la zona norte porque es donde más recursos económicos se mueven, sin embargo en otros sectores de la capital y de diversos municipios  pueden estar en la mira, por lo que no está por demás que todo mundo esté en alerta para evitar ser sorprendido.

Para la fecha en que se reunió Martínez Castuera con los reporteros iban en el año 2,446 domicilios asaltados, 1,491 vehículos robados, 984 negocios atacados y 834 peatones despojados de sus pertenencias, y de acuerdo al funcionario, son números que van a la baja y que seguirán así gracias a la “intensificación de operativos” que llevan a cabo todas las instituciones de seguridad en el estado.

PARADÓJICO

Los árboles son indispensables para el ser humano, pero éste se encarga de destruirlos, de convertir su hábitat natural en parte de la selva de cemento y asfalto y cuando lo ha hecho empieza a lloriquear porque le hacen falta como fuente de oxígeno, para atraer la lluvia y amortiguador del calor.

En algún escritorio de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se encuentra el dictamen sobre el Bosque de Cobos, amenazado de desaparecer para dar paso a un fraccionamiento, lo que de concretarse reducirá más la falta de especies.

Mientras se llega el día en que esa dependencia de conocer el fallo, se anuncia la construcción de otro fraccionamiento, que consta de 7.8 hectáreas y se ubica en la carretera estatal número 14 Aguascalientes-Agostaderito kilómetro 2, perteneciente a la delegación municipal Insurgentes de Aguascalientes.

La Semarnat deberá autorizar el cambio de uso de suelo de forestal a urbano en el 46% del total de la superficie, por lo que la empresa que hace la gestión espera que no exista ningún impedimento ya que, afirma, los requisitos se apegan a la legislación vigente en la materia. La propuesta es para uso mixto habitacional tipo popular y comercial y en la superficie de 78 mil metros cuadrados se construirán 554 lotes. La población estimada es de 3,660 habitantes. Un 35% del predio será para vialidades, áreas verdes y donación municipal.

Hasta ahí los aspectos generales del propósito que tienen los constructores, lo que llama la atención es lo que señalan en el proyecto: “El tipo de vegetación original del predio corresponde al matorral xerófilo y de mezquital en las áreas ribereñas y algunos macizos dentro del terreno; actualmente en la mayoría del predio prevalece la vegetación herbácea de sucesión secundaria conformada por zacates y plantas compuestas emergidas en lo que fueron parcelas agrícolas; aún se conserva galería de mezquites en las zonas ribereñas del tramo del arroyo y algunos ejemplares dispersos dentro del predio. Debido a la ocupación urbana de la zona, el impacto ya se ha producido en diversos componentes ambientales, por lo que este Proyecto no definirá el cambio de hábitat de la zona de manera significativa a lo que ya existe”.

Los promotores no se comprometen a respetar los árboles que hay en el citado terreno, pese a que admiten que hay “algunos macizos” y una “galería de mezquites en las zonas ribereñas” y su argumento puede ser que por la “ocupación urbana de la zona” no habrá problema para el destino habitacional que tendrá el predio.

Dentro y fuera de la mancha urbana se derriban árboles para dar paso a colonias y obras viales, como los pasos a desnivel, o para “hermosear” la Calzada Revolución (Alameda), donde la pasada administración municipal destruyó especies jóvenes porque “estorbaban” para el proyecto arquitectónico, que a estas alturas se encuentra abandonado, no obstante la millonaria suma que se gastó.

Lo muy poco que tiene la ciudad se pierde por la incuria de las autoridades de los distintos niveles, que sin importarles lo irreemplazable que son extienden su aval, con lo que la ciudad pierde fuentes de vida que con el tiempo cobrarán una factura muy cara, aunque para entonces los que hoy autorizan ya se encontrarán en otro espacio físico o etéreo.

MESA ELECTORAL

Esta entidad ha sido incluida en el itinerante conversatorio “Los derechos político-electorales de las personas con discapacidad”, que encabeza la magistrada de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPFJ), Mónica Aralí Soto. La intención es hacer visible las barreras de este sector, por lo que ya se llevó a cabo en Baja California Sur y se hará en Nayarit, Ciudad de México y Aguascalientes, con la participación del también magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera y de otros conocedores del tema, que sin duda dejará una experiencia aleccionadora para ser aplicada en cada lugar.

¡Participa con tu opinión!