Diana Baptista
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 11-Sep.- La organización social Oxfam alertó que la desigualdad entre el 10 por ciento de la población más rico y el 10 por ciento más pobre en el país tuvo un incremento entre 2014 y 2016.
El gerente de Investigación de Oxfam México, Diego Vázquez, detalló que en 2016 hubo una diferencia de ingresos de 154 mil pesos, 5 mil 764 pesos más que en 2014.
“Cuando tienes una concentración tan alta del ingreso es imposible que no se formen grupos de interés para defender esas rentas.
“Si el Gobierno quiere invertir más en servicios públicos para beneficiar a todos, sobre todo a los más vulnerables, va a haber resistencias”, advirtió.
Oxfam estimó, con base en la diferencia de ingresos entre 2014 y 2016, que la brecha entre ambos grupos seguirá creciendo durante los siguientes 120 años, hasta que en 2137 la tendencia empiece a invertirse.
Ello implicará que la clase media seguirá siendo la principal responsable del pago de impuestos y de asegurar servicios públicos para el resto de la población, agregó.
Vázquez criticó que los miembros del decil más alto no obtuvieron sus recursos por méritos, sino por un sistema de privilegios que les dio poder económico y político.
El representante de Oxfam, organización que forma parte de un movimiento global que trabaja contra la desigualdad, indicó además que los hogares más pobres de México obtuvieron un 15 por ciento más ingresos que otros años, aunque la cifra es mínima e insuficiente para mejorar su situación.
El año pasado, el 10 por ciento más pobre del País ganó un promedio de 6 mil 820 pesos al trimestre, que sólo equivale a diez pesos diarios más que en 2014.
“Con 10 pesos más, una familia no tiene para comprarse completo el kilo de tortilla. Es un viaje más de Metro de ida y de regreso.
“El ingreso del 10 por ciento más pobre no aumentó lo suficiente para poder cubrir las necesidades básicas”, explicó Vázquez.
En contraste, el 10 por ciento más rico del País, con ingresos trimestrales de 160 mil pesos, sí tuvo un incremento significativo de su ingreso, equivalente a 99.91 pesos al día.
Vázquez describió que, con el aumento, las familias tuvieron mayor oportunidad de invertir en actividades de esparcimiento y en mejores alimentos.
En cambio, la clase media, con ingresos entre 38 mil y 67 mil pesos, ganó diariamente hasta 25 por ciento menos dinero que en 2014.
El análisis de Oxfam fue con base en el Módulo Estadístico 2016 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), elaborado para poder hacer una medición comparable de la pobreza.