CDMX.- Alex Fernández, hijo del Potrillo y nieto de “Chente”, es consciente de que su debut como cantante de música vernácula lo obligará a aprender mucho, pues seguramente le lloverán críticas positivas y negativas, éxitos, fracasos, aciertos y algunos tropiezos.
El intérprete, quien acaba de cumplir 25 años, se encuentra preparado para dar lo mejor de sí y demostrarle a la audiencia que su carrera no es un capricho, sino una realidad, la cual presume con el tema “Te amaré”.
“Siempre habrá opiniones a favor y en contra. Existen los que critican a mi papá y a mi ‘tata’, así le digo a mi abuelo, y los que celebran quiénes son y lo que son”.
“Yo estoy muy contento de iniciar esta carrera. Tengo la confianza de los dos para hacer esto y estoy preparado para las críticas, para lo bueno, para todo”, comenta Alex, vía telefónica desde su casa, en Guadalajara. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)