Es simple, no hay atajo. Obtener una gran masa muscular con anabólicos esteroideos androgénicos o la hormona del crecimiento de manera rápida y sin esfuerzo pasa factura tanto en calidad como en cantidad de vida, alertan especialistas.
Quienes los consumen pueden poner en riesgo al corazón, sufrir infertilidad o disfunción eréctil y dañar sus órganos, alertan.
Lo grave es que su uso indiscriminado e ilegal ha crecido, explica el cardiólogo intervencionista y electrofisiólogo Félix Ramón Cedillo, quien estima que antes atendía a uno o dos pacientes al año con efectos de sobredosis hormonales de androgénicos esteroideos y hormona del crecimiento.
“Ahora, en las últimas ocho semanas, hemos atendido a 12 pacientes de los cuales tres tuvieron que ser internados por la gravedad de sus problemas”, dice el también profesor del Servicio de Cardiología de la UANL.
Cedillo explica que las sustancias actúan rápidamente y de tres a cuatro meses de iniciado un tratamiento se observa un cambio radical en el aspecto de la persona, los que los hace sentirse mejor consigo misma, pero a la larga su riesgo de sufrir problemas de salud se incrementa, como el de una enfermedad cardiovascular.
“Como aumenta la masa muscular y el tamaño corporal, también lo hacen otros órganos como hígado, bazo, intestino y el corazón y este crecimiento cardiaco tiene consecuencias como una insuficiencia cardiaca.
“También se acelera la formación de placas de grasa que tapan las arterias (ateroesclerosis), lo que incrementa el riesgo de cardiopatías isquémicas, como angina de pecho o infarto agudo al miocardio”.
Además fomenta la retención de líquidos, un problema para pacientes hipertensos ya que un aumento del volumen de líquido circulante en el cuerpo acentúa la hipertensión, o si no la padecía la termina provocando.
“Existe una forma natural de conseguir una mayor musculatura y su base es realizar actividad física entre 45 minutos y una hora diaria, no menos de cinco veces por semana”, recomienda.
“Hay que combinar ejercicio aeróbico con anaeróbico, como levantamiento de pesas y a la larga la obtienes, pero no en forma desproporcionada; también no tener sobrepeso y comer adecuadamente”, agrega.
El cuerpo perfecto no existe. Lo ideal es estar conforme consigo mismo para llegar al máximo grado de salud que se pueda alcanzar, sin querer buscar un reconocimiento social, expresa el especialista.
Por otra parte, explica Carmen Adriana Islas Escudero, ginecóloga especialista en biología de la reproducción, los hombres que consumen en dosis altas y por periodos prolongados esteroides anabólicos, pueden sufrir infertilidad temporal o permanente.
Otras afectaciones que pueden acompañar a nivel físico es la atrofia testicular, caracterizada por la reducción del tamaño de los testículos y en casos la disfunción eréctil, asegura .

Al alcance
Los esteroides anabólicos androgénicos son compuestos que se encuentran en el organismo, pero también se fabrican sintéticamente en laboratorios para uso médico.
Médicamente se utilizan para tratar el hipogonadismo (condición en la que los testículos no producen suficiente testosterona para un crecimiento, desarrollo y funcionamiento sexual normales) y la pubertad tardía.
Tratan ciertos tipos de impotencia y se usan en el crecimiento de la masa muscular, también se emplean para tratar el desgaste corporal causado por algunas enfermedades, como en el caso de los pacientes en coma, indica la médico del deporte Lilia Figueroa.
Existen más de 100 tipos de esteroides anabolizantes que se han popularizado porque son fáciles de conseguir sin receta médica, de manera ilegal y en laboratorios clandestinos.

¡Participa con tu opinión!