Claudia Salazar
Agencia Reforma

CDMX.- Con algunas modificaciones, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular la reforma que crea la figura de los superdelegados y fortalece dos secretarias de Estado.
Con ello se crea la estructura del nuevo gobierno federal que inicia el primero de diciembre.
El dictamen fue aprobado con 330 votos a favor en lo particular y enviado al Senado para su revisión.
La Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana se creará a partir de quitar a la Secretaría de Gobernación las tareas de seguridad.
Sin embargo, la nueva dependencia que estará a cargo de Alfonso Durazo también se hará cargo de tareas de seguridad nacional y seguridad interior, así como de la prevención del delito, la reinserción social y de la protección civil, lo cual fue cuestionado por los legisladores del PAN, PRI y MC, principalmente.
También se cuestionó el poder otorgado a los llamados superdelegados para las entidades federativas, pues no solo tendrán la función de supervisar la aplicación de los Programas para el Desarrollo, sino que además participarán en las reuniones de seguridad pública en las entidades como secretarios técnicos.
Se trata de la modificación al artículo 17 Ter sobre los delegados en las entidades federativas.
Entre las críticas que recibió la figura estuvo la sospecha de que los delegados del Gobierno federal tendrán la posibilidad de operar electoralmente en los estados.
“Es una centralización del poder con el fin de politizar los recursos”, afirmó la priista Laura Barrera citando a órganos empresariales.
Una reserva del PVEM que proponía un candado, para que los superdelegados que quisieran participar en un proceso electoral tuvieran que separarse del cargo 18 meses antes de las elecciones, fue desechada.
Otra reserva del PRD, también desechada, proponía que los superdelegados no hubieran sido candidatos o funcionarios de partidos políticos en los cuatro años anteriores a su designación.
Se estableció que a través de los lineamientos emitidos por la Secretaría de Bienestar y la coordinación general de delegados de Programas para el desarrollo, se norme la actuación de las delegaciones.
A la vez, indicó que así habrá más certeza y transparencia, ante las demandas de otras fracciones de delimitar la labor de las superdelegaciones.
En el artículo 20 sobre la Secretaría de Hacienda se avaló también que ésta deberá establecer lineamientos y directrices a las unidades administrativas que habrá en cada dependencia federal.
En tanto, en el artículo 26, fracción III, se refiere que los titulares de las unidades de enlace legislativo de las diversas dependencias serán designados por el secretario de Gobernación y estarán adscritos administrativa y presupuestalmente a esa Secretaría.
También se incluye en el mismo artículo el concepto de “movilidad humana”, como parte de las políticas adscritas a la Secretaría de Gobernación, para que no sea solo la migración sino también las modalidades de refugio, asilo, protección complementaria y desplazamiento interno.