Staff
Agencia Reforma

CDMX.- La relación entre Andy Ruiz y el manager Manny Robles llegó a su fin. El púgil decidió despedir al entrenador que lo llevó a la cima al ser el primer campeón mundial Pesado mexicano.
«Ninguno de nosotros tenía control de él. Así que lo vi venir, no iba a funcionar porque no estaba escuchando. Andy estaba haciendo lo que quisiera hacer, ninguno de nosotros tenía control de él», comentó Robles en entrevista con ESPN.
«Lo dijo él mismo después de la conferencia de prensa en Arabia Saudita, donde se disculpó conmigo, con el papá. Afortunadamente para mí, Andy se culpó a sí mismo y no se sentó como la mayoría de los peleadores a culpar al entrenador».
Después de dar la sorpresa de arrebatarle los títulos AMB, FIB y OMB al inglés Anthony Joshua, el mexicano se dedicó a las fiestas y a gastar grandes cantidades de dinero deslumbrado por la fama que le cayó de golpe, con lo que descuidó su preparación para la revancha.
Al segundo duelo, del pasado 7 de diciembre, llegó con sobrepeso, lento de puños y sin el hambre que meses atrás lo puso en la cima del mundo.
Ahora, Teddy Atlas y Freddie Roach están entre las opciones para reemplazar a Robles.

ASÍ LO DIJO
«Estoy agradecido y bendecido por todo lo que pasó en el 2019 en el que hicimos historia. Agradezco a Andy y a su padre por darme la oportunidad de ser parte de algo especial».
Manny Robles, manager