Mariana Morales
Agencia Reforma

SUCHIATE, Chiapas.- Unos ocho elementos de la Secretaría de Marina fueron obligados a retirarse ayer de las inmediaciones del río Suchiate por comerciantes y balseros que trabajan en el transporte irregular de mercancía y personas.
Los efectivos de la Marina se hicieron de palabras con los balseros y comerciantes luego de que los uniformados les solicitaron identificación y la credencial del INE a los transportistas improvisados que laboran en el afluente que divide a México y Guatemala.
«Ustedes no tienen ninguna autoridad para pedir documentos porque no son del Instituto Nacional de Migración», les dijeron los balseros.
«¡Si no se largan vamos a prenderle fuego a un camión!», agregaron en tono de amenaza cuando ya se habían congregado unas 50 personas para hacer frente a los marinos.
«Yo soy mexicano, pero no la ando (la credencial del INE) porque como trabajo en el agua se me puede perder; eso fue lo que nos molestó», dijo uno de los balseros que participaron en la discusión.
Ante los reclamos de los hombres, que duraron unos 5 minutos, los marinos optaron por abandonar el lugar.