Jesús Carvajal / Agencia Reforma

BERLÍN, Alemania 24-Sep .- Tenía planeado correr 15 kilómetros, luego trotó 8 más, y de repente, ya se había convertido en maratonista.

La campeona del mundo de raquetbol terminó ayer su aventura en el Maratón de Berlín, al cual acudió como invitada de la fundación No Violencia.

“Muero en vida”, señaló Paola, quien realizó un tiempo de 6 horas y 17 minutos en la extenuante prueba.

Longoria hasta pidió en broma que no se publicará nada porque su preparador físico, Efraín Lara, la iba a regañar por excederse en el kilometraje que corrió.

Longoria tiene en puerta el US Open en Minneapolis el 4 de octubre y no debía esforzarse de más ante molestias en la cadera que aún padece.

“Estoy súper contenta, nunca lo había hecho; hubo muchos mexicanos, se sentía todo el apoyo, la misma gente te jalaba , ¡Increíble!”, expresó Paola.

“Crucé meta, me dieron mi medalla, se desactivó el chip, éste fue mi primer maratón, fue una odisea y yo haciendo de las mías”.

Longoria corrió los 5 kilómetros en 28 minutos, los 10 en 57; los 15 en 1 hora y 27 minutos y el medio maratón en 2 horas y 3 minutos.

Posteriormente alternó el trote y caminata, pues aunque ella ya había cumplido su meta de 15 kilómetros.

A través de su cuenta de Instagram, Paola exhortó a sus seguidores a que donaran mínimo 100 pesos por cada kilómetro que recorría a la iniciativa de los futbolistas “YoXMéxico”, de Javier “Chicharito” Hernández, quien es su amigo, y Miguel Layún en pro de los afectados por el terremoto del pasado martes.

La raquetbolista añadió que no descarta volver a correr al menos un medio maratón.

 

¡Participa con tu opinión!