El 20 de abril, Franchy Cordero conectó el cuadrangular más largo, hasta el momento, de la temporada. La pelota voló 489 pies sobre el jardín central del Chase Field, en Arizona.
A sus 23 años de edad, el dominicano no sabía que era el cuadrangular de mayor distancia en la historia de los Padres de San Diego. “Lo único que quiero hacer es un buen swing a un pitcheo que pueda conectar. Bueno, ahí se vio el gran resultado”, platicó a EL UNIVERSAL Deportes.
Franchy vive su segunda campaña en el primer equipo californiano. Se ha colado en el lineup estelar del manager Andy Green, con 22 hits, seis vuelacercas y 14 carreras impulsadas este 2018.
Con la potencia de su bat, el caribeño prometió muchos cuadrangulares así, ya que ni siquiera es el más largo en su carrera. “En mi paso por ligas menores, pegué una que, aparentemente, voló todavía más”. Curiosamente, también en Arizona.
Cordero todavía tiene que pulir un poco su fildeo sobre el jardín izquierdo; la ofensiva no es todo en Grandes Ligas.
El futuro, junto a Villa. Franchy Cordero y Christian Villanueva son los prospectos para los Padres, que viven un momento de transición, como la sexta novena más joven en ligas mayores. Los peloteros estuvieron juntos en los Chihuahuas de El Paso en 2017 y llegaron de la misma forma a San Diego. “Chris y yo tenemos gran historia y una buena relación. Nos conocemos desde hace tiempo”, comentó el dominicano. Cordero aceptó que ambos serán parte de un mejor futuro para la franquicia californiana.

¡Participa con tu opinión!