Un servicio de transporte público digno y eficiente, así como el retorno del Impuesto Sobre la Nómina en servicios y calidad de vida a la sociedad, significaría incrementar hasta en 30% el ingreso de los trabajadores.

Así lo aseguró el presidente saliente de Coparmex Aguascalientes, Francisco Javier Ruiz López, al destacar que ambos temas fueron prioridad y logros en su administración, al colocarlos en la agenda pública estatal.

En entrevista en el marco de la asamblea electoral desarrollada anoche y que definió a Raúl González Alonso como nuevo presidente del organismo para el siguiente año, indicó que no sólo hubo crítica ni cuestionamiento mientras encabezó el sindicato patronal, sino también propuestas concretas y viables.

En ese sentido consideró factible que en los próximos meses Aguascalientes se vea favorecido con la introducción de nuevos modelos de transporte publico, derivado de la iniciativa ciudadana que planteó Coparmex ante el Congreso y que ahora se complementará con la nueva Ley de Movilidad que están en manos de los legisladores locales y próxima a dictaminarse.

Insistió en que un transporte digno redundará en un mayor rendimiento del salario obrero pues hoy en día debe gastar un porcentaje importante de su ingreso en un servicio caro y con muchas deficiencias.

Respecto del ISN recordó que actualmente son 700 millones de pesos que está usando discrecionalmente el gobierno del estado al año, cuando debe ser regresado en calidad de vida a la sociedad, lo cual significaría también la posibilidad de que el trabajador lo utilice en cosas para las que hoy no le alcanza.

En ese sentido expresó la confianza del empresariado que representa para que el gobierno sea sensible y en breve dé un destino al recurso que favorezca el nivel de calidad de vida de la clase trabajadora.

Ruiz López explicó finalmente que en la asamblea electoral participaron 130 votantes con derechos a salvo, de un total de 400 socios, dando cauce a un proceso transparente y limpio.