Zedryk Raziel y Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador acordó ayer con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que serán los mandatarios estatales quienes encabecen las reuniones de seguridad en cada entidad, y no los llamados superdelegados.
Las mesas de seguridad, donde se diseñarán estrategias de prevención y combate al crimen, en conjunto con el Gobierno federal, serán coordinadas por un secretario técnico designado por el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, a sugerencia de los mandatarios estatales.
El acuerdo se concretó ayer en Palacio Nacional, durante el primer encuentro entre el Presidente y los integrantes de la Conago.
De acuerdo con algunos de los Gobernadores asistentes a la reunión, el tema fue abordado a propuesta del Gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro.
“Me da mucho gusto que el Presidente al final haya aceptado el planteamiento que le hicimos, es una buena noticia y abre el camino para el entendimiento”, sostuvo Alfaro, quien mañana asume las riendas de aquella entidad.
En el mismo sentido opinó el Mandatario de Nuevo León, Jaime Rodríguez: “Los superdelegados van a estar ahí, pero no como secretarios técnicos”.
En la propuesta original, los superdelegados eran los encargados de convocar a los Gobernadores a las reuniones de seguridad y coordinar la participación de las diferentes dependencias.