Ruben Hernandez Garcia 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- Entre el Alcalde priista Adrián de la Garza y el presidente del Tribunal Electoral del Estado de Nuevo León (TEE), Gastón Enríquez, hay otro fuerte vínculo: el trabajo de la esposa del magistrado.
Esta liga de Enríquez con De la Garza se suma a la que tiene con uno de los hermanos del Alcalde regio, luego de que integraron un equipo en 2013 para un trabajo del Tribunal Electoral federal.
Documentos oficiales en poder de REFORMA revelan que, cuando el también Alcalde electo fue Procurador de Justicia en el Estado, de 2011 a 2015, en el sexenio del ex Gobernador priista Rodrigo Medina, contrató a Therina Garrido Manzo de Enríquez como instructora dentro del Instituto de Formación Profesional.
La esposa del magistrado ingresó a esta área de la Procuraduría el 16 de mayo de 2013.
Gastón Enríquez es uno de los dos integrantes del TEE que revirtieron los resultados electorales en la Alcaldía de Monterrey que daban la ventaja al panista Felipe de Jesús Cantú para dar un polémico triunfo a De la Garza.
De acuerdo con diversas fuentes consultadas dentro del sistema de justicia y de seguridad en el estado, la relación entre el magistrado y el Alcalde es de años recientes.
El viernes 17 de agosto, el magistrado Carlos Leal Isla García -a quien acusan de tener nexos con el senador panista Raúl Gracia- presentó al pleno del TEE dos proyectos de sentencia en los que admitía fallas en las elecciones de Monterrey y Guadalupe, pero no las consideraba determinantes en el resultado, por lo que ratificaba el triunfo de Cantú.
Pero Enríquez y el tercer magistrado, Eduardo Bautista, rechazaron los proyectos y con un criterio que llamaron “novedoso” anularon 177 casillas y determinaron que procedía revocar la victoria albiazul.
La esposa de Enríquez permanece dentro de la nómina estatal con la plaza número 305040016, con una antigüedad de cinco años y tres meses, librando el cambio de Procuraduría de Justicia a Fiscalía General.
Hasta abril pasado todavía era parte del Gobierno y ostentaba un salario que rondaba los 18 mil 500 pesos mensuales.