Una inigualable felicidad en el rostro irradiaron los ahora esposos José de Jesús Salazar y Carolina Acosta Rivera, durante la celebración de sus esponsales.
Fue la Parroquia del Señor del Encino, el recinto elegido por la enamorada pareja para iniciar un nuevo camino en familia, por lo cual recibieron la venia de sus papás, padrinos, y demás familiares que se unieron a la felicidad de los contrayentes.
En el altar, ambos se arrodillaron ante el Cristo Negro, donde fueron declarados como marido y mujer por el pastor de la Iglesia Católica.