Uno de los lances más emocionantes que tiene el ciclismo deportivo es la carrera contra reloj, en la que los participantes corren distanciados desde la salida y se clasifican según el tiempo invertido por cada uno para llegar a la meta. El tramo que recorren es corto por lo que desde el arranque tienen que dar el máximo y para los espectadores es una prueba esperada, porque en ocasiones provoca reacomodos en el tiempo general de los competidores.

Con las proporciones guardadas, el ciclismo y la sucesión gubernamental tienen similitudes. En el ciclismo existen las “liebres” que por su cuenta (aparentemente) encabezan una escapada y esto obliga a ir en su persecución, generando los clásicos “jaloneos” para “reventar” a alguno de los favoritos. En política aparecen nombres que no dicen mucho, pero a base de hacer ruido empiezan a darles crédito, mientras que el “bueno” se mantiene agazapado en espera de hacer una aparición espectacular, con lo que aquel o aquellos que dieron el paso frenan la marcha y declaran que “por el bien” del partido se unen al que tiene mayores posibilidades de triunfo.

En iguales circunstancias está la contra reloj ciclista, cuyo contendiente busca reducir minutos sin dejar de observar lo que hacen los demás. Durante la sucesión cada uno de los aspirantes realiza el máximo esfuerzo por estar presente, con la seguridad de que sus apariciones les redituarán bonos a nivel interno y con mayor imagen entre los ciudadanos en general.

Las neuronas se activan a partir del cuarto año de gobierno –que en Aguascalientes inició el pasado uno de diciembre– y de manera paralela el actual titular mira a la distancia el final del camino. Son los ciclos naturales de la política, de aquellos que ambicionan ocupar la silla principal y del que sabe que en 24 meses pasará a ser parte de la historia.

Como ingrediente extra estarán los que resuelvan irse por la libre, quienes no obstante que juren ser “independientes” por regla general simpatizan con alguna filosofía partidista sólo que no les dan oportunidad de figurar, lo que ahora cambia con las reformas políticas al abrir las puertas de los que sientan que tienen el nombre y los méritos suficientes para aparecer en el cartel de lujo.

Será de suyo interesante el momento en que los precandidatos del partido en el poder rompan ligas con el actual jefe de la política. No hay egoísmo ni una muestra de ingratitud o frialdad, simplemente que marcan su territorio y tratan de establecer su propia ruta. Lo contrario sucede con los opositores, que no tienen que pensarle mucho para estar alejados, siempre dispuestos a aprovechar cualquier problema o resbalón para referir que con ellos no pasará eso.

Aunque previamente se tienen las elecciones federales del año próximo, al acecho está 2016, que como ocurre cada seis años es la batalla que todos quieren ganar. Hace rato los pretendientes están en la palestra con declaraciones y actos inherentes a los cargos que ocupan, pero a partir de ahora aumentarán para que a finales del año próximo el cocimiento se encuentre listo para que lo consuman los ciudadanos.

Aunque los comités nacionales decidirán las candidaturas a diputados federales la atención se centrará en quienes están atrás de ellos y a qué grupo pertenecen, porque, como dijera alguien, en política nada es al azar, siempre hay alguien que mueve los hilos, por lo tanto es otro punto a hurgar.

El cuarto año de la administración estatal ha sido tradicionalmente el de mayores rumores, desde aquellos que dan por hecho que el actual inquilino de palacio mayor ocupará un cargo en la Federación hasta los que acusan de “ingratos” a los que abandonan el barco para ir tras de otro puesto, tradición que –todo apunta– seguirá presente para beneplácito de los concurrentes a los mentideros.

URBANEROS MAL Y DE MALAS

Como si algo faltara a los camioneros urbanos, en cuestión de días hay un cisma y en seguida el gobierno del estado señala que ni sueñen con un aumento al cobro porque la ganancia actual les da para mantener el servicio.

Los últimos quince años han sido de altibajos para la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes (ATUSA), con enfrentamientos entre los concesionarios por el manejo de las rutas ya que los directivos o sus cercanos se quedan con las más rentables, al mismo tiempo, la mayoría percibe que se hace poco para lograr un aumento a la tarifa, llegándose al grado de haber destituido a su líder, Carlos Armando de Luna Loera, bajo la acusación de no gestionar el citado incremento, cuando iba el primer año del actual sexenio estatal.

El viernes pasado se publicó el rompimiento en ATUSA, creándose la Asociación de Concesionarios del Transporte Público de Aguascalientes y como primer presidente quedó Manuel de la Cruz Ricalde, que ocupó el mismo cargo en la Alianza y por varios años fue su vocero. La intención es que la agrupación integre también a taxistas, combistas y de otras modalidades del servicio público, ya que todos sufren el mismo problema, como es el aumento a los combustibles, aceites, llantas, balatas y taller mecánico, sin que hasta la fecha les autoricen nuevas tarifas.

Desde su perspectiva, la modernización del transporte no sólo es tener unidades nuevas, sino cambiar la mentalidad de los concesionarios y que accedan a financiamiento con créditos blandos. Para evitar suspicacias, De la Cruz Ricalde aseguró que no habrá provocaciones a la autoridad sino una tarea de convencimiento y con argumentos demostrar la situación que están viviendo y que ha llevado a varios de ellos a que se desprendan de parte de su patrimonio para permanecer.

La nueva organización no tuvo que esperar mucho y como su planteamiento lo hizo en los medios, por la misma vía le respondió el secretario general de gobierno, Sergio Reynoso Talamantes, al citar que los resultados del estudio de movilidad determinan que hay diversas deficiencias en el transporte público y de este sobresale el urbano, que está lejos de la calidad que debe haber y de lo que se quejan constantemente los usuarios, lo que para la autoridad es una actitud ilegal ya que no se apega a lo establecido.

En cuanto a los incrementos que registran los insumos, particularmente gasolinas y Diesel y lo cual se entiende que parte de los ingresos se destinan para su pago, el funcionario fue muy claro al considerar que no obstante el gasto les queda “una utilidad razonable”, misma que ha mejorado en los últimos años con la creciente demanda debido a que hay más empleo y circulante.

Relacionado a lo anotado, Reynoso Talamantes dijo que el mejor apoyo que ha dado la administración actual es no haber otorgado “una sola concesión en ninguna de las modalidades del transporte público”.

Por consiguiente, advirtió, si los concesionarios no tienen interés por hacer funcionar el permiso con apego a la ley, “que lo regresen, o gobierno del estado procederá a la cancelación”, teniendo como principal elemento que el 30% del transporte público circula fuera de la ley, a los que se les ha dado prórroga para la renovación de las unidades, por lo que si en un lapso razonable no lo hacen, cerca de 200 concesiones de urbanos y 1,200 de taxi pueden quedar fuera.

Más clara no pudo ser la contestación a la naciente asociación, que por cuestiones de ley no son dueños de la concesión, sino sólo de la unidad, de manera que tienen la opción de esperar mejores tiempos para el aumento que piden o meterse en un berenjenal, del que difícilmente saldrían bien librados.

GASTO INNECESARIO

Aunque es obvia la explicación, ¿qué caso tiene que cada diputado presente el informe anual de actividades si es una repetición de lo que dicen los demás? El costo que tiene cada acto no es enchílame la otra ya que cada cual quiere hacerlo en un lugar de postín, lo que bien podrían ahorrarse si la bancada respectiva lo hace en una sola ceremonia, poniéndose de acuerdo de quién habla a nombre del grupo.

Hay legisladores que pagan espectaculares para elevar su ego a su máxima potencia y otros ordenan trípticos y portadas de revistas donde enumeran lo que han hecho a lo largo del año, de lo que pocos leen pero sirve para que sus allegados los feliciten por el buen trabajo que hacen.

Sólo unos cuantos tuvieron la capacidad de organizar el informe en un lugar discreto e incluso en la sede de su partido, lo que abona a su calidad moral y entienden que los tiempos no están para derroche y menos cuando la economía del común de los ciudadanos está tan limitada.

MATERIALIZAR LAS REFORMAS

Para el presidente Enrique Peña Nieto el principal reto de su gobierno es lograr que diversas reformas se lleven a cabo y los habitantes vivan el cambio, pues no se trata sólo de cambiar la ley sino que “aterrice” y se hagan realidad en cada comunidad del país.

“Es claro que nos falta camino por andar, es muy claro que no podemos sentirnos satisfechos por lo que hemos logrado, porque aún falta que esto se traduzca en condiciones de mayor bienestar para todos los mexicanos”, sostuvo en Chiapas, por lo que mirando hacia delante “habremos de ser perseverantes y habremos de compartir con la sociedad mexicana cada avance, cada logro”.

Es público que se han hecho cosas importantes, como un nuevo marco legal, acciones y programas que llevaban varios años posponiéndose o no se habían aplicado, lo que da el soporte necesario para seguir adelante. En este tercer año de administración se mantendrá la misma intensidad de trabajo y atención especial que ocupa el renglón de tutela social, del que reiteró no sentirse satisfecho con los resultados, por lo que no se puede “echar las campanas al vuelo”, de ahí que se tiene la estrategia por la seguridad, justicia y anticorrupción.

Ante miles de chiapanecos, Peña Nieto subrayó que en Oaxaca, Guerrero y Chiapas, que registran altos índices de pobreza, se establecerán “zonas especiales económicas” que permitan atraer inversiones, incentivos fiscales, construir infraestructura e incrementar programas sociales.

Se trabaja en tener un diagnóstico muy preciso de las debilidades que se tienen en estos tres estados “y cómo convertimos esto en fortalezas, cómo, a partir de zonas económicas podemos impulsar el desarrollo”, reiteró, lo que fue respaldado por la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, al citar que de los 5 millones 600 mil adultos mayores que reciben una pensión, 2 millones 780 mil se inscribieron en este sexenio.

Asimismo, en la gira que realizó por Nuevo León, el presidente Peña informó que en los cuatro años que le restan a su gobierno planea construir, en cooperación con la iniciativa privada, 17 gasoductos de gas natural.

Al inaugurar la primera fase del Gasoducto Los Ramones, la cual tuvo una inversión de 8 mil 800 millones de pesos y corre de Tamaulipas a Nuevo León, el mandatario informó que esta obra aumentará en un 45 por ciento la incorporación de gas natural de Estados Unidos, al transportar mil millones de metros cúbicos al día y para finales de 2015 la administración federal se propone terminar la segunda etapa, lo que comprenderá 738 kilómetros, entre Nuevo León, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí, que tendrá un costo de 2 mil 500 millones de dólares y generará el 20 por ciento del consumo de gas natural en el país.

Los otros 17 gasoductos, que incluye el de Agua Prieta para beneficio de Sonora y Sinaloa, y el proyecto especial en Baja California, tendrán una inversión pública y privada de 228 mil 500 millones de pesos, para cubrir 8 mil 500 kilómetros, por lo que al término de todas las obras la infraestructura del sector crecerá en 75 por ciento, además los empresarios pueden construir gasoductos por su cuenta, por lo que la oferta podrá crecer.

El sistema nacional de gasoductos pretende darle flexibilidad a las operaciones de logística de las empresas, y con ello “aprovechar nuevas oportunidades de negocios” que plantea la reforma energética, expresó el director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, al destacar que Los Ramones “da respuesta a la contingencia que generó la revolución del gas de lutitas, el llamado Shale Gas, hace apenas unos años”.

FIRMEZA EN GUERRERO

Desde varios frentes se busca restablecer el orden público en el estado de Guerrero, para que las familias y los habitantes en general tengan confianza en el desempeño de sus actividades, acuerdo que asume la Federación y en el que deben estar comprometidos los otros órdenes de gobierno.

El presidente Enrique Peña prometió a los hoteleros de Acapulco garantizar el libre tránsito en la Autopista del Sol y presentó un programa de reactivación económica y de turismo, que comprende cinco ejes de acción los cuales incluyen alrededor de 40 medidas, entre ellas la reducción de un 50 por ciento adicional al que hay en el cobro de las casetas sobre dicha autopista que va de México a Acapulco y un fondo especial de 60 millones de pesos para respaldo a pequeños y medianos empresarios en riesgo de quiebre o cierre.

Durante la reunión con hoteleros y prestadores de servicio de Acapulco, Peña Nieto ratificó el apoyo de su administración al sector turístico y respondió a las inquietudes planteadas, principalmente que “la gente que va a venir a Acapulco se sienta segura de que no va a tener que estar dos, tres, cuatro o no se sabe las horas que muchas veces tienen que estar ahí paradas. Hemos perdido muchas reservaciones, hemos tenido muchas cancelaciones, pero esperamos, si usted logra, y estamos en sus manos, que se reactive la circulación para la Autopista del Sol. Ese es uno de los puntos principales y lo que toda la sociedad acapulqueña está pidiendo. Es lo principal”, dijo Pedro Haces Sordo, presidente del Fideicomiso de Promoción Turística de Acapulco.

Aunque no explicó de qué manera se impedirán los bloqueos en esa vía, Peña Nieto aseguró que no se permitirán más acciones de esa naturaleza: “Asumo el compromiso que tiene el Estado para garantizar el libre tránsito en esta importante vía de comunicación”, ofreció.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, encabezó en la colonia CNOP de Iguala un acto para anunciar que el gobierno va con todo contra los narcotraficantes en Tierra Caliente y aquellos que perturben la paz pública. Señaló que ante los hechos lamentables ocurridos en este municipio con la desaparición de 43 normalistas, lo que nunca debe repetirse, el gobierno federal promoverá lo necesario para combatir la criminalidad, desterrar la corrupción y abatir la impunidad.

Con la puesta en marcha del operativo especial de seguridad se fortalece el estado de Derecho en una región prioritaria, donde la seguridad se ha visto vulnerada y abarca 36 municipios de Guerrero, Michoacán, México y Morelos, donde las fuerzas federales se hacen cargo de la prevención y seguridad ciudadana y combate al delito. Será una acción coordinada entre el Ejército, la Marina y la Policía Federal, con lo que se espera acabar con los grupos delictivos como la Familia Michoacana, los Caballeros Templarios, Los Rojos y Guerreros Unidos y todos aquellos que afectan la integridad física y los bienes de los habitantes.

Las acciones tendrán lugar en 22 ayuntamientos de Guerrero, ocho del Estado de México, cuatro de Morelos y dos de Michoacán, al mismo tiempo en Acapulco fuerzas federales se harán cargo de la seguridad para preservar la tranquilidad de los residentes y del turismo en general.

No será una tarea fácil restaurar el orden, principalmente en Guerrero, donde profesores y normalistas mantienen un asedio sobre la capital Chilpancingo. Además de los daños que han causado a negocios, instituciones bancarias y sedes de los partidos políticos, destruyeron la puerta principal de palacio de gobierno e incendiaron los bustos de ex gobernadores, lo que presagia días difíciles para las tropas federales y los mismos opositores.

TESIS ÚNICA

Alentados por diversos grupos sociales, que han hecho suyo el clamor de los padres de los 43 normalistas desaparecidos el pasado 26 de septiembre, bajo ninguna circunstancia se admite un escenario distinto que no sea presentarlos vivos, lo que radicaliza la situación ya que si efectivamente, como lo planteó el procurador Jesús Murillo Karam, existen evidencias de que fueron asesinados, difícilmente podrá cerrarse este capítulo.

La consigna es no aceptar el informe oficial, por lo que reiteran que es necesaria la asistencia de expertos internacionales que se encarguen de llevar a cabo las investigaciones, mientras tanto se mantienen los lemas en contra de Peña Nieto, negándose a reconocer que los principales implicados en la captura y desaparición de los jóvenes fueron autoridades perredistas de Guerrero, a quienes extrañamente no les exigen una respuesta de sus actos, ni siquiera poetas, escritores y articulistas que se han unido a la protesta lo hacen.

En las marchas que han tenido lugar en varias partes del país se ha escuchado toda clase de señalamientos, siempre centradas en que la culpa es del gobierno federal, lo que ha sido aprovechado en la ciudad de México por bandas de anarquistas para arruinar todo lo que encuentran a su paso y lesionar a cuantos policías sea posible; saben que si los aprehenden de inmediato tendrán abogados que los sacarán del problema con el apoyo de quienes exigen que el descontento social no debe ser criminalizado, con lo que finalmente quedan libres “bajo reserva”, hecho que es un contrasentido, ya que el origen del problema es acabar con la impunidad.

Los familiares de los desaparecidos tienen todo el derecho de exigir justicia, pero los organizadores de las marchas deben impedir que se mezclen los infiltrados, quienes aprovechan la situación para cumplir fines totalmente distintos y son los que ponen en entredicho una demanda justa.

DESLINDES LADINOS

Con la procacidad que acostumbran, algunos políticos se regodean de las condiciones económicas y de inseguridad por la que atraviesa el país, al considerar que el “milagro mexicano” fue algo pasajero, cuando si hubiera honestidad debería preocuparles y ser parte de la solución.

Afirmó el ex presidente del PRD, Jesús Zambrano, que “el gobierno mexicano estaba ensimismado por los resultados del Pacto por México y terminó por matar el ‘mexican moment”. A pesar de que él fue uno de los firmantes del Pacto, lo que le valió el reconocimiento presidencial, hoy asegura que eso fue “un aliento de mediano plazo”, con lo que el gobierno se prestigió a nivel internacional dándole “una relativa e importante legitimidad interna”.

Zambrano subrayó que “todo tronó cuando dejaron morir el Pacto”, sin embargo, fue su partido con él a la cabeza de los principales opositores que se negaron a continuar este esquema; junto con Acción Nacional rechazó mantener el acuerdo que, efectivamente, fue reconocido en el mundo al haber logrado estar el PRI, el PAN y el PRD en la misma mesa, hacia objetivos comunes y que no eran otros que impulsar al país.

 

¡Participa con tu opinión!