Coparmex Aguascalientes lanzó un llamado a las corporaciones policiacas de los diferentes niveles de Gobierno para que a través de una estrecha coordinación ejerzan mayor vigilancia a las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad y eviten sean vandalizadas.

Su presidente, Raúl González Alonso, consideró desafortunado que por efectos de pillaje amplios sectores de la ciudad hayan sido presa en las últimas semanas, de la falta del servicio eléctrico, con todas las pérdidas de tiempo, servicios, ingresos e incluso de seguridad en casa, que ello implica.

En entrevista colectiva, el empresario refirió que uno de los dos apagones generalizados que afectaron la ciudad en días pasados fue precisamente a causa de vandalismo en las instalaciones de la CFE.

Indicó que según información de la propia paraestatal se trató de una falla provocada por ataques a un transformador al que le extrajeron el poco cobre que contiene para venderlo acaso en dos mil pesos, sin reparo de que el equipo que están dañando cuesta entre 150 mil y 200 mil pesos.

“Pero sobre todo, sin importarles que queda en suspenso el servicio del fluido eléctrico en casas, comercios, el suministro de agua y en un momento dado, hasta la productividad de algunas empresas chicas que no cuentan con planta propia para eventualidades”.

En ese sentido, reiteró la petición a las autoridades de prevención del delito para que tengan bajo la lupa este tipo de instalaciones, pues está visto que hay personas poco sensibles para dañarlas y con ello afectar a miles.

Respecto del otro incidente, consideró que no es menos preocupante el hecho de que haya sido provocado por un mal funcionamiento de las subestaciones, una de las cuales abastece de potencia a la ciudad, pues son fallas poco probables y sin embargo aquí sucedieron.

González Alonso indicó que la afectación es igualmente grave en todas las actividades cotidianas de la población, pero además genera alertas pues este tipo de situaciones se habían advertido al inicio del año.

Refirió que cuando hubo el desabasto de combustible en enero, se señaló que, si no se tomaban medidas, el siguiente problema iban a ser los apagones y actualmente éstos ya se están viendo y de hecho con mayor impacto en entidades como Yucatán.