Conscientes de que el robo es uno de los delitos con mayor incidencia en la entidad, y que en la mayoría de los casos se cometen por personas adictas a alguna droga, el Gobierno del Estado emprendió un proyecto piloto sin precedentes denominado “Reintegra”, encaminado a rehabilitar a quienes se encuentran en dicha situación y disminuir la comisión de este tipo de conductas.
El secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, detalló que esta estrategia, inició en la ciudad capital para valorar su impacto, por lo que una vez que concluyó la fase de prueba con resultados positivos, se extenderá a los municipios del interior del estado.
Como parte del inicio de “Reintegra”, actualmente se costea el tratamiento por tres meses a 70 personas, identificadas con una alta incidencia delictiva por robo, cuya conducta está ligada al consumo de drogas.
Cuando alguna de estas personas es detenida, se ofrece a la familia la alternativa del tratamiento, para que con la autorización y apoyo de ellos, pueda reintegrarse. Precisó que este programa es totalmente voluntario y gratuito.
Personas que se dedicaban a delinquir y que tenían 20, 30, 100, 150, 200, 300 ingresos a la Policía Municipal, hoy están en un proceso de regeneración.
El plan se enfoca tanto a adultos como a menores de edad que registran una alta reincidencia en la comisión del delito del robo y que presentan problemas de adicciones, de manera tal que son plenamente identificados por sus propios vecinos, quienes son regularmente las víctimas de los hurtos que llevan a cabo.
Para lograr el objetivo de esta estrategia, Morán Faz dijo que se realizó un estudio serio y profesional con el apoyo de algunos centros de tratamiento especializados en adicciones, tanto públicos como privados, que cuentan con el aval y la certificación de la Comisión Nacional contra las Adicciones.
Se ha hecho alianza con más de 10 centros de rehabilitación certificados, a fin de garantizar que la atención que brindan se realice con estricto apego a lo que establecen las normas oficiales.