La ayuda del grupo de 28 rescatistas de Protección Civil Municipal y el pastor alemán de línea checa “Humo”, es solicitada por autoridades federales, y hasta la fecha han apoyado en labores de edificios derrumbados en La Condesa y la colonia Roma Norte, cuya colaboración permitió encontrar a seis personas, 3 de ellas con vida.

Los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Secretaría de Marina y Policía Federal, pidieron el apoyo de esta corporación capitalina, donde el héroe “Humo” se ha convertido en parte fundamental de las labores de rescate por ser uno de los pocos binomios caninos que se encuentran en operación en el lugar.

Al detectar alguna posible víctima sepultada, realiza un marcaje o una señal, y los rescatistas, incluyendo a personal de otros países, como Japón, Panamá, Chile y Estados Unidos, proceden cuidadosamente durante horas, a mover piedras y escombros.

En la jornada del 21 de septiembre, los elementos de Protección Civil, Bomberos y atención a emergencias prehospitalarias, comandados por José Franco Toscano y a petición de la Policía Federal, se trasladaron a la esquina de las calles Ámsterdam y Laredo, en colonia La Condesa, para atender el reporte de rescate de varias personas que se encontraban sepultadas bajo los escombros de un edificio de alrededor de 6 pisos de altura.

Trabajaron con ayuda del Cuerpo de Bomberos de Cuautitlán Izcalli, quienes apoyaron con herramientas como las pinzas “quijadas de la vida”. Horas después, debajo de los escombros y de losas de concreto del edificio, se logró localizar a tres víctimas con vida y lamentablemente a tres personas fallecidas.

También se coadyuvó en los trabajos de remoción de escombros y búsqueda de personas en las calles San Luis y Medellín, en la colonia Roma, en donde colapsó un edificio de 7 pisos de altura. A su llegada, los rescatistas se entrevistaron con el general diplomado de Estado Mayor, Carlos Carrillo del Valle, quien se encontraba a cargo en el lugar.

La estrategia a seguir en ese punto fue delicada, debido a que muy poco personal podía estar en la cima del edificio, pues el peso suscitaría otro colapso y aumentaría el riesgo para las personas que pudieran estar atrapadas bajo las ruinas.

Los elementos de la Coordinación de Protección Civil permanecerán en la Ciudad de México y el estado de Morelos, colaborando con sus valiosas labores y asegurándose de salvar el mayor número de vidas posible.

¡Participa con tu opinión!