Armando García Gómez, presidente de la Asociación Ganadera Local de Porcicultores, sostuvo que el panorama para el gremio es alentador a nivel local, pues el número de vientres prácticamente se ha duplicado desde el año 2016, lo cual representa que la porcicultura se está fortaleciendo y que las granjas de los productores han registrado crecimiento.
Comentó que anteriormente, esta actividad dependía de una transnacional que mandaba sus lechones al estado para que fueran engordados, y los productores locales se dedicaban en exclusiva a su crianza, pero esta empresa dejó de trabajar con los porcicultores, quienes para salir adelante están haciendo todo el ciclo productivo con sus propias hembras; “ese es el modo en que ha crecido la porcicultura en Aguascalientes”.
Armando García señaló que de esta forma, los cerdos son criados y engordados hasta llevarlos al rastro, lo cual además de crecimiento, ha traído consigo mejoras en materia de zoosanidad, pues se ha reducido el ingreso de ganado enfermo o de mala calidad a la entidad, porque ya es más autosuficiente en cuestión de carne porcina.
Los más beneficiados han sido los pequeños productores, quienes han visto crecer sus granjas, y las expectativas de crecimiento continúan, pues existe la posibilidad de que los productores puedan abrir un rastro TIF en la entidad, con lo que culminaría el proceso productivo hasta el empaquetado de cortes.
Por último, el presidente de la Asociación Ganadera Local de Porcicultores manifestó que en la actualidad la carne de cerdo se cotiza a un buen precio, pues subió en diciembre por motivo de la Navidad, y se ha mantenido, porque en algunas regiones se registraron problemas sanitarios que mantuvieron alto su precio, tanto del ganado en pie como la carne fresca.