Al denunciar que un promedio de treinta contenedores son quemados cada mes en la ciudad capital, a razón de uno diario, el presidente de la Comisión de Alumbrado y Limpia, regidor Gustavo Tristán López, llamó a la ciudadanía a reforzar la vigilancia y el cuidado entorno a esta infraestructura municipal para detener los abusos o descuidos de personas no responsables.

Aseveró que la reparación de cada contenedor siniestrado cuesta un promedio de 14 mil pesos, lo que representa una alta erogación de recursos públicos mensuales para rehabilitarlos y acondicionarlos nuevamente para el servicio.

El edil señaló que estas fechorías suceden en las zonas rurales de la capital, así como en las colonias del oriente. Aunque no se tiene la certeza de que todos los contenedores quemados obedecen a cuestiones intencionales o accidentales, en la mayor parte se observa que alguien lo hizo a propósito.

“Cuando se tira vidrio y se rompe dentro de los contenedores, con los rayos del sol el cristal hace efecto de lupa y enciende la basura. Sin embargo, es remoto que esa situación se registre en esta infraestructura”.

La postura principal que ostenta esta Comisión de Alumbrado y Limpia es que la gente avienta una bachicha encendida de cigarro o un cerillo en fuego en el contenedor y provoca que se prenda la basura, dañando esta infraestructura, que además ocasiona malos olores y contaminación ambiental entorno a los lugares afectados.

“En la actualidad suman más de 4 mil 500 contenedores en el municipio de Aguascalientes y se requiere de la colaboración ciudadana y en especial de los vecinos de cada colonia y lugar urbano o rural para que ayuden a vigilar, porque la mayor parte de estos siniestros son perpetrados por los mismos hijos de los vecinos que incurren en esta irresponsabilidad”.

Por ello, solicitó a los padres de familia cuidar y dialogar con sus hijos para explicarles que esta infraestructura requiere ser cuidada para que preste el mejor servicio posible a toda la comunidad.

Por otro lado, el regidor Gustavo Tristán López adelantó que los diputados han solicitado que en el proyecto del Centro de Revalorización de Desechos Urbanos se incluyan estrategias adicionales como una escuela para el reciclaje y separación desde el hogar. Por fortuna no hay impedimentos legislativos para continuar con este proyecto.

“También los legisladores y grupos ambientalistas están solicitando el respeto y cuidado de los pepenadores, lo cual coincide con la postura del Ayuntamiento de Aguascalientes”, puntualizó.