El gobernador Martín Orozco Sandoval y la presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, pusieron en marcha el proyecto de atención psicológica “Juntos por la Vida”, cuyo objetivo es prevenir actos de violencia y conductas antisociales entre los jóvenes que cursan su educación secundaria.

Inicialmente, el servicio se ofrecerá en 30 planteles de este nivel y el objetivo es cubrir el 100%, al término de la actual administración estatal.

“Las escuelas no son solamente edificios de concreto, son el espacio donde se unen los esfuerzos del magisterio, de los padres de familia, de los estudiantes y del Gobierno del Estado para recuperar el tejido social, y para que el día de mañana, Aguascalientes pueda tener mujeres y hombres de bien”, añadió.

Además, dijo que a través de este programa también se busca ayudar a la juventud a que desarrolle todo su potencial de forma positiva; hizo hincapié en que las adicciones y el acoso escolar son temas que preocupan tanto a las autoridades, como a maestros y padres de familia.

Durante el evento que se realizó en la Escuela Secundaria Técnica No. 26 del fraccionamiento Ojocaliente, la señora Yolanda Ramírez reiteró que “Juntos por la Vida” es un proyecto psicosocial que emana de DIF Estatal, con la finalidad de fortalecer la identidad emocional, los valores y personalidad de los jóvenes, siempre comprometidos con la labor de consolidar una sociedad más justa y fraterna.

Asimismo, se busca coadyuvar al sano desarrollo y desenvolvimiento social de los adolescentes mediante acciones preventivas y correctivas, con el apoyo de diferentes metodologías y técnicas psicológicas.

En su intervención, el director del IEA, Raúl Silva Perezchica, especificó que las primeras 30 escuelas se ubican en las zonas más vulnerables de la entidad, de las cuales, 13 son secundarias técnicas, 16 generales y una telesecundaria.

“Con esto queremos prevenir un sinnúmero de problemáticas que se presentan en los planteles educativos como embarazos no deseados, delincuencia, drogadicción, accidentes, enfermedades de transmisión sexual, familias disfuncionales, entre otras”, repuso.

Érika Liliana Padilla Contreras, coordinadora del proyecto “Juntos por la Vida”, mencionó que esta estrategia contempla diagnósticos de intervención a toda la comunidad estudiantil; diseño y elaboración de un programa estratégico acorde a las necesidades de cada institución; atención psicológica individual y grupal para los adolescentes; orientación a padres de familia sobre la formación de sus hijos; asesoría psicopedagógica al cuerpo docente de la institución; y canalización de casos específicos a tratamiento.

¡Participa con tu opinión!