Vaticinan depreciación inmobiliaria en la zona dorada de Aguascalientes. El ecologista Gerardo Ortega de León, indicó que el incremento en los niveles de contaminación del Río San Pedro, así como la polución atmosférica ocasionada por el eje vehicular que conecta los municipios de Aguascalientes y Jesús María, tendrán un impacto ambiental sobre fraccionamientos como el Campestre, Vergeles y Herradura, por lo que en un periodo de diez años se podría depreciar el valor de los inmuebles ubicados en esa zona.

Señaló que el paso a desnivel que se construirá en el cruce de las avenidas Colosio y Miguel de la Madrid, obedece a que al aforo de tres mil cruces por hora se incrementará hasta los cinco mil en los próximos años, esto debido al crecimiento que se tiene proyectado al norponiente de la ciudad.

Gerardo Ortega dijo que la circulación de esa cantidad de vehículos hará que se incrementen las emisiones de monóxido de carbono, bióxido de carbono y óxido nitroso, que generan los automóviles, partículas tóxicas que al ser más pesadas que el oxígeno tienden a irse a las partes más bajas, que es la zona del Río San Pedro y que abarca el Campestre, Herradura, Vergeles y parte de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA).

Advirtió que además se encuentra la contaminación del afluente de este río, pues en esa zona descargan los arroyos El Molino y Hacienda San Nicolás, los cuales reciben descargas de aguas negras de diversos asentamientos sin ningún tratamiento, pues no se han construido los colectores de aguas sucias.

Para finalizar, el ambientalista dijo que la polución atmosférica y la contaminación de los afluentes generarán una “hoya” tóxica que invariablemente tendrá un impacto ambiental, y muy posiblemente inmobiliario, pues no será un incentivo vivir en una zona que acuse un fuerte impacto ambiental.

¡Participa con tu opinión!