Belén Rodríguez
 Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 11-Sep.- El costo financiero de la deuda y las participaciones a las entidades absorberán buena parte del incremento de los ingresos públicos de 2018, según datos del Proyecto de Presupuesto de Egresos.
De acuerdo con el documento entregado a la Cámara de Diputados el viernes, Hacienda estima que en 2018 los ingresos presupuestarios sumarán 4.73 billones de pesos, un incremento de 165 mil millones respecto a 2017.
Sin embargo, 61.8 por ciento de ese aumento será destinado a gasto no programable, rubro que se integra del costo financiero de la deuda (intereses y comisiones) y participaciones a los estados.
“El aumento (del gasto) proviene principalmente de un crecimiento en el costo financiero –por un nivel de deuda nominal mayor y la prevalencia de una tasa de interés más alta en promedio durante el año– y mayores participaciones a las entidades federativas, debido a la favorable recaudación tributaria”, señala el documento.
Para cubrir las comisiones e intereses, el Gobierno proyecta que se destinarán 663 mil 479 millones de pesos, 10.6 por ciento más que en 2017.
Este costo financiero de la deuda del Gobierno federal, Pemex y CFE, equivale a 2.9 por ciento del PIB y es una obligación ineludible para las finanzas.
En tanto, los estados y municipios recibirán a través del concepto de Participaciones, 806 mil 516 millones de pesos, 3.7 por ciento más que el aprobado para este año.
Dichos recursos no están etiquetados, así que los gobiernos locales pueden emplearlos como lo dispongan.