Moisés Ramírez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL 07.- Las consultas obligadas del Infonavit al Buró de Crédito desde 1 de octubre pasado, ya cobraron sus primeras “víctimas”, pues han comenzado a recibir menores créditos por parte del Instituto para comprar una casa.
Para ejemplo es lo que pasa a los derechohabientes del Infonavit de Nuevo León.
De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) de esa entidad, a partir de octubre, un 70 por ciento de los derechohabientes del Infonavit sufrieron una baja de hasta un 20 por ciento en los préstamos para adquirir una casa nueva o usada.
El organismo de vivienda calcula que la demanda potencial en Nuevo León asciende a cerca de 400 mil clientes, su principal cliente colocador de sus créditos.
Fernando González Flores, presidente estatal de Canadevi, explicó que el monto del crédito a los derechohabientes disminuyó por la consulta al Buró de Crédito que por normativa de las autoridades financieras del País aplica el Infonavit en todo el territorio desde el 1 de octubre.
Refirió que el Instituto de vivienda había previsto que la medida tendría un impacto promedio nacional de entre 8 y 10 por ciento.
Sin embargo, detalló que diversos estudios de muestreo realizados por la Canadevi Nuevo León, y revisados con el mismo Infonavit, concluyeron que, en el caso de ese estado, a 7 de cada 10 solicitantes de crédito les bajó el monto hasta un 20 por ciento del que podían alcanzar hasta antes de la nueva medida.
González flores añadió que para poder adquirir la vivienda que habían previsto, los derechohabientes ahora tendrán que juntar el dinero por otra parte para pagar la diferencia o adquirir una más pequeña, esto debido a la reajuste del monto asignado.