El Heraldo de Aguascalientes

Consulta a tu médico

Por: Graciela Lozano

En la pasada edición, la especialista en la atención de los pies, doctora Karla Rebeca Contreras González, abordó el tema de las úlceras en los pies, las cuales surgen por la falta de atención y cuidado del enfermo diabético.
“Si usted sufre diabetes, puede tener un mayor riesgo de padecer lucras o llagas en los pies, pues las úlceras diabéticas a menudo son indoloras”, destacó.
Las úlceras en los pies tendrán que ser tratadas bajo un estricto cuidado, pues son causadas, la mayoría de las veces, por demasiada presión en una parte del pie; por lo cual, el paciente deberá usar zapatos que no ejerzan mucha presión sobre los pies y tratar de no hacer mucha presión sobre la úlcera.
El proceso para la atención de la úlcera se llama desbridamiento, éste consiste en eliminar la piel y los tejidos muertos, por lo tanto, será necesario que el médico haga esto para poder ver la úlcera del pie y con ello diversas formas de revisión, tales como: usar escalpelo y tijeras especiales, después limpiar y desinfectar la piel alrededor de la herida, luego se sondea con un instrumento de metal para determinar qué tan profunda es y para ver si hay cualquier material u objeto extraño en la úlcera.
Posteriormente, el médico corta el tejido muerto y luego lava la úlcera, la cual luce roja o rosada con apariencia a carne fresca.
En cuanto a los cuidados de la herida, el paciente tendrá que mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo estricto control, lo cual ayudará a sanar más rápidamente; también tendrá que mantener la úlcera limpia y vendada, así como limpiar la herida diariamente, usando un apósito o vendaje para tal efecto; es necesario que no camine descalzo a menos que el médico esté de acuerdo.
Cabe destacar que el procedimiento para tratar la úlcera es sencillo, por ende, las úlceras en los pies son enfermedades que sin son tratadas a tiempo, no tienen mayor complicación; sin embargo el estado de gravedad variará dependiendo del paciente, es decir, en algunos casos el paciente puede llegar a presentar signos y síntomas de infección, los cuales serán detectados si existe enrojecimiento, aumento del calor o hinchazón alrededor de la herida, supuración adicional, pus, olor, fiebre o escalofríos, aumento del dolor y aumento de la firmeza alrededor de la herida.
Finalmente, destacó que el paciente deberá llamar inmediatamente a su médico si la úlcera del pie está muy blanca, azul o negra.