mamaGraciela Lozano
Autoexaminarse las mamas de forma regular es un tema aún desconocido por la gran mayoría de las mujeres; sin embargo, ésta puede ser una buena forma de detectar el cáncer de mama de manera oportuna y tener un final exitoso.
Es necesario que todas las mujeres lleven a cabo la autoexploración como parte de una estrategia de revisión general, pero cabe destacar que es muy probable que en la primera autoexploración, la mujer sienta cosas que la desconcertarán. No obstante, cuanto más examinen sus mamas, más aprenderán acerca de ellas y, por ende, el resultado será mejor al poder detectar posibles anomalías.
Es básico que la autoexploración se lleve a cabo por lo menos una vez al mes, para que la persona se familiarice con la forma, el tamaño y la sensibilidad.
Explorarse durante los días posteriores al periodo es ideal, ya que es cuando las mamas tienen menor probabilidad de estar inflamadas o sensibles.
Al sentir un bulto, lo primero es guardar la calma, es decir, la persona no debe alarmarse, ya que la mayoría de las mujeres tienen bultos o zonas de bultos en las mamas todo el tiempo, pero sí es necesario dar seguimiento al problemita.
En las mamas suelen presentarse algunas regiones bien diferenciadas, donde es mayor la probabilidad de palpar bultos, protuberancias, nódulos o granos más prominentes; recuerda que lo importante es conocer el aspecto de tus senos, la sensación en distintas regiones y el cambio que sufren durante los días del mes, hasta detectar algunas irregularidades que deberán ser atendidas de inmediato por el especialista.
Sin duda, la autoexploración es indispensable para detectar el cáncer de mama, el cual se ha hecho presente en un gran número de mujeres conforme aumenta su edad.
La detección de un tumor en fase inicial conlleva un mejor pronóstico y una mayor supervivencia, además, en el caso de los tumores mamarios, su detección precoz permite realizar intervenciones quirúrgicas menos mutiladoras y con un menor grado de secuelas.
Cabe destacar que las tres pruebas más importantes para la detección temprana del cáncer de mama son: la autoexploración mamaria, el examen clínico por parte del ginecólogo y la mamografía.
La próxima semana se abordará la explicación de la autoexploración mamaria y los pasos a seguir para poder descubrir alteraciones del pezón, cutáneas y existencia de bultos o nódulos.

¡Participa con tu opinión!