El Heraldo de Aguascalientes

Consulta a tu médico

Por: Graciela Lozano

Cada día se registra un mayor número de casos de cáncer de próstata, por lo que también ha aumentado el interés sobre la información para prevenir dicha enfermedad.
El urólogo es el médico especialista que trata el padecimiento, aunque el mejor tratamiento es prevenir o detectarlo a tiempo, cuando las posibilidades de curarlo son mayores.
La mayor parte de la población considera que el cáncer de próstata ocurre en los hombres de edad avanzada, asegurando que es una enfermedad de la vejez; sin embargo, puede permanecer sin detectarse durante muchos años sin causar síntomas. De hecho, la mayoría de los hombres muere con el cáncer de próstata y no a causa de éste, ya que en un bajo porcentaje de hombres se manifestará dicho cáncer en algún momento de su vida, pero sólo pocos de ellos morirán por tal motivo.
Importantes son la exploración y detección temprana de la afectación, entendiendo que explorar se refiere al uso regular de ciertos exámenes o pruebas en las personas que no presentan síntomas de cáncer, pero que tienen un alto riesgo de padecerlo. Tener un alto riesgo de padecer un tipo de cáncer significa que se poseen ciertas características o exposiciones denominadas factores de riesgo, que hacen a una persona más propensa a manifestar esa clase de cáncer que otras personas que no poseen estos factores. Los factores de riesgo varían en cada tipo de cáncer, y algunos pueden cambiarse, como el hábito de fumar. Además de la herencia genética y hábitos ambientales, la alimentación desempeña un papel importante en la manifestación del cáncer, ya que existe una evidencia convincente de que el exceso de grasa en el organismo incrementa el riesgo de padecer varios tipos de cáncer y tal vez el verdadero culpable puede ser el exceso de calorías.
Las carnes rojas y los productos lácteos son causantes para el desarrollo de una pandemia, por ello se recomienda evitar el exceso de grasa y limitar el consumo de calorías, equilibrado con bastante ejercicio.
El alto consumo de frutas y de vegetales puede reducir el riesgo del padecimiento, y cabe destacar que el alcohol combinado con el tabaco crea un riesgo aún mayor.
Dicho lo anterior, es recomendable que la población masculina tome las debidas precauciones en este tema, del cual se han logrado importantes avances; no obstante, aún existen muchos mitos al respecto, sobre todo la negación del hombre para acudir a la primera revisión, ignorando que el examen médico consiste en una muestra de sangre que será valorada por el laboratorista clínico y después enviada al médico para la lectura del resultado y, a su vez, el tratamiento que será apropiado, si es que el paciente resulta positivo en cáncer prostático.