Emilio Muruaga Márquez
Agencia Reforma

Saltillo, México.- La zapoteca Teresa Guzmán Antonio, damnificada por el sismo del 23 de septiembre de 2017, recibirá una vivienda de adobe con forma de panal de avispas, la cual resiste un movimiento telúrico de magnitud 10.
El arquitecto Filiberto Lara diseñó la casa hecha de arcilla propia de la comunidad, que se mezcla con cal para hacer un material resistente y que, con el paso del tiempo, se convierte en piedra sólida.
Explicó que la arcilla es un aislante natural para el calor, que en esta región del Istmo de Tehuantepec supera los 40 grados de temperatura, lo que asegura comodidad a los habitantes de estas casas que se construyen a través del programa “Recuperando MX917”.
Aunque inicialmente el proyecto se cotizó en 130 mil pesos, Lara explicó que debido a la demanda de la mano de obra y de materiales su costo subió a 230 mil pesos.
La casa consta de sala comedor de 5 metros, una recámara de 4 metros, cocina y un baño de 3.5 metros.

¡Participa con tu opinión!