Trabaja el CBTIS 195 en disminuir la deserción escolar de los alumnos con distintas estrategias que ayuden en su permanencia en las aulas, lo que ha permitido tener una de las tasas más bajas de entre el 2 y 3%, destacó la directora del plantel, María del Consuelo Salas García.
En entrevista con El Heraldo, la directora del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios No. 195 «Dolores Jiménez y Muro», informó que durante el semestre pasado gracias a la implementación del Programa Federal denominado “Construye T”, fueron atendidos ocho casos de estudiantes que iban a causar una baja definitiva por indisciplina, sin embargo, fueron canalizados de otra manera y se comprometió a los jóvenes a sumarse al proyecto en forma colaborativa. “Además de sus obligaciones como estudiantes, pedimos un compromiso pequeñito que va a impactar en el ambiente escolar y así evitamos que los muchachos se vayan de baja por indisciplina”.
Detalló que generalmente en los casos de indisciplina, sí se dan de baja sin aplazar absolutamente nada, y también cuando hay situaciones de introducción de sustancias tóxicas, de alcohol o tabaco, “pero el resto de los motivos que consideramos que pueden ser más controlables, los analizamos y buscamos la mejor forma de apoyar a los muchachos”.
Apuntó que el Programa “Construye T” que se aplica en estos casos tiene la finalidad de promover la sana convivencia y el mejoramiento en las habilidades socioemocionales, y aunque en este esquema va lento, sí ha influido en un mejoramiento entre los estudiantes, de ahí que la deserción el semestre pasado de agosto a diciembre se ubicó entre el 2 y el 3%, una de las más bajas, donde las razones no fueron tanto por irregularidades académicas, sino por el cambio de ciudad de algunos jóvenes que solicitaron moverse de plantel.
“Estamos mejorando mucho en el aprovechamiento de los jóvenes y esperamos sostenernos este año. El semestre pasado fue bueno y nos fue bien, esperamos mantenerlo en esas condiciones para beneficio de la sociedad”, finalizó.