Llama la Diócesis de Aguascalientes a las familias a hacer un balance de sus vidas de lo positivo y negativo, y agradecer a Dios por el año que termina. El vocero, Carlos Alberto Alvarado Quezada, exhortó a los feligreses a vivir en unidad y a ser constructores de una nueva sociedad en paz y sobre todo en justicia para el año que está por comenzar.
“Hoy invitamos a todos en el concluir de este año, a que hagamos un balance de nuestra vida, qué hicimos en este año, qué nos faltó hacer, pero también qué hicimos de propositivo en nuestra vida y hacia los demás”.
Alvarado Quezada subrayó que cuando nosotros encontramos verdaderamente en este año un balance positivo, damos Gloria a Dios y si no, pues que Él tenga misericordia de nosotros. “Lo importante es que terminemos este año agradeciendo a Él. Cuántas realidades vivimos que tenemos que agradecer a Dios”.
Asimismo, estableció que en el año que está por comenzar es importante abandonarnos a Dios en la esperanza de arrancar con nuevos proyectos, un nuevo trabajo y en ser nuevas familias consagradas al Creador.
“Bendecimos a todos los que tienen un proyecto este año, vamos a escuchar la liturgia del día primero, y vamos a pedir por las familias, por los nuevos proyectos, de aquellos que se van a casar, de aquellos niños que se van a encontrar en la experiencia también de un sacramento”.
Finalmente, el padre Carlos Alberto Alvarado Quezada llamó a que en este nuevo año 2018 que está por iniciar, los ciudadanos seamos constructores de una nueva sociedad en la unidad, en la paz y sobre todo en la justicia.