A cuarenta días del arranque del presente ejercicio, la industria de la construcción mantiene niveles aceptables de operación en más de un 40% de su capacidad instalada, aunque con la incertidumbre de la llegada de los recursos federales para reactivar con mayor ahínco la obra privada, señaló el presidente de la CMIC, Antonio Robledo Sánchez.
Este año se espera mantener la inversión privada en indicadores similares al año pasado, gracias a la expansión de la industria automotriz, que seguirá moviendo al ramo de la construcción durante tres años, destacó Robledo Sánchez.
Tan sólo en el 2016, Nissan II anunció una inversión ancla de dos mil millones de dólares, pero hay que sumarle la infraestructura que requerirán los satélites que se instalan al sur oriente citadino, lo que seguirá generando nuevas inversiones para el desarrollo habitacional y propiciar que los trabajadores vivan cerca de los centros laborales, no en el lado norte.
El desarrollo laboral se mantendrá al sur de Aguascalientes, por lo que todos los sectores involucrados deben preverlo y desarrollar los proyectos correspondientes para cubrir las diversas necesidades.
Robledo Sánchez confió en que las autoridades estatales anunciarán en breve nuevos proyectos de inversión que alentará la actividad de este gremio, que en la actualidad opera a un 40%, pero con excelentes oportunidades para seguir generando empleos.
Con respecto a años anteriores, Antonio Robledo Sánchez apuntó que la actividad de la construcción empezaba a trabajar a los márgenes de 40% durante los meses de marzo y abril, mientras que en los meses de enero y febrero se movía el sector a niveles de un 10%.
El dirigente industrial señaló que el proceso de construcción se ha mantenido este año, gracias a las inversiones etiquetadas desde el ejercicio 2016, lo que permitió que no se detuviera la obra pública y privada.
Sin embargo, se quisiera saber la forma o los periodos en que estarán llegando los recursos federales, ya que ellos marcan el “feeling” para impulsar un mayor dinamismo en los procesos de construcción de la localidad y especialmente en el sector privado.
En algunos casos, la obra pública y privada se encuentran ligadas, porque si existen mayores desarrollos de la industria automotriz se propicia la generación de infraestructura de vivienda, centros comerciales, hoteles, espacios de diversión y entretenimiento, es decir, los servicios siempre se encuentran en expansión y deben ofrecerse.
Por último, informó que esta industria generó en el 2016 un total de 24 mil 300 empleos, lo que se tradujo en 2 mil puestos de trabajo más a los creados en promedio en años anteriores. Y el reto de este 2017 es mantener ese nivel de ocupación, puntualizó.